El dólar impone nuevo máximo histórico en México, se vende en 18.90 pesos

La moneda mexicana ya se depreció 6.7 por ciento en 2016
El dólar impone nuevo máximo histórico en México, se vende en 18.90 pesos
Mercado cambiario.

A la mitad de la jornada los inversionistas agudizaron su preocupación. El dólar subió a 18.95 pesos, 34 centavos más que al cierre de ayer y 7 por ciento más frente a los 17.70 pesos del 4 de enero, pero minutos después regresó a 18.90 por unidad. Las bolsas caían más que en la apertura y los precios del petróleo continuaban en picada.

Una mezcla de factores externos e internos han envuelto a la moneda mexicana en una tormenta. Por la mañana el billete verde se vendió en Banamex hasta en 18.73 pesos, por lo que alcanzó su quinto máximo histórico en sólo 13 días hábiles. Posteriormente se disparó en Inbursa a los 18.90 pesos, donde abrió en 18.70 pesos.

El Banco de México (Banxico) desde las nueve salió a subastar 200 millones de dólares con precio mínimo a un tipo de cambio ponderado de 18.43 pesos. Luego realizó la subasta suplementaria de otros 200 millones de dólares a un tipo de cambio ponderado de 18.6022 pesos.

Las principales bolsas también se han derrumbado. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) operaba con una pérdida de 1.62 por ciento al mediodía. Wall Street se desplomaba hacia mitad de la sesión y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, caía con fuerza un 3.49 por ciento arrastrado por una nueva caída del precio del petróleo en los mercados internacionales; el selectivo S&P 500 perdía un 3.61 por ciento y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedía un 3.54 por ciento.

En la región Asia-Pacífico cerraron sus operaciones con caídas generalizadas. Las bolsas chinas cerraron a la baja. El Índice Compuesto de la Bolsa de Shanghai, el de referencia, bajó un 1.03 por ciento respecto al día anterior, mientras que el Índice Compuesto de la Bolsa de Shenzhen descendió un 1.28 por ciento. Las bolsas europeas cerraron de igual forma a la baja encabezadas por las pérdidas de Milán y París.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que México crecerá 2.6 por ciento en 2016, dos puntos porcentuales menos que lo que calculó en octubre; estima que Latinoamérica seguirá en desaceleración arrastrada por Brasil y sobre el mundo su expectativa de expansión también es a la baja. China, a su vez, reportó que su Producto Interno Bruto (PIB) creció 6.9 por ciento en 2015. Aunque los inversionistas ya lo esperaban y prevén medidas de las autoridades del gigante asiático, se trata de su ritmo de expansión más lento en 25 años.

A esos datos, hoy se suma el dato de inflación en Estados Unidos, la cual se situó en 0.7 por ciento en 2015 –el incremento anual más débil desde 2008–. Asimismo, pegaron las palabras contundentes de la Agencia Internacional de Energía (AIE) expresadas en su informe mensual. ”El mercado del crudo podría ahogarse en un exceso de oferta de 1.5 millones de barriles diarios en el mundo” este 2016, ha expuesto. Además, los expertos ven el precio del petróleo lastrado por una menor demanda en China, cuya economía ahora se traslada más al consumo interno y servicios.

Esta mitad de semana el barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 7.59 por ciento y cotizaba a 26.30 dólares, mientras el crudo Brent, de referencia en Europa y el resto de mercados, bajaba un 5.32 por ciento y cotizaba a 27.23 dólares, niveles no reportados desde 2003.

Ayer la mezcla mexicana arañó los 20 dólares y concluyó en 20.02 dólares por barril, 68 centavos menos que el viernes.

Los precios del oro negro acumulan más de año y medio de caídas debido a un exceso de oferta de los mercados, pero ahora se ha añadido la preocupación por las turbulencias financieras en China y la prevista entrada en el mercado del petróleo procedente de Irán.

El anuncio del levantamiento de las sanciones internacionales a Irán por su programa nuclear dará luz verde para que Teherán vuelva a exportar petróleo, lo que aumentará el nivel de oferta.

Irán posee las cuartas mayores reservas del mundo y los expertos estiman que ese país puede bombear 500 mil barriles diarios adicionales, una cifra que podría llegar hasta un millón de barriles diarios en pocos meses.

“Las perspectivas para el mercado del petróleo es bastante negativa por el momento,” señaló Angus Nicholson, analista de IG Ltd. en Melbourne.