Cámara de Comercio de EEUU apoya a Susana Martínez como candidata a vicepresidencia republicana

Presidente de la organización elogia historial de Martínez, pero ésta es criticada por  grupos pro-inmigrantes

Cámara de Comercio de EEUU apoya a Susana Martínez como candidata a vicepresidencia republicana
Foto: Mark Wilson / Getty Images

WASHINGTON.- La Cámara de Comercio Hispana de EEUU (USHCC) respaldó este viernes a la primera gobernadora latina de Nuevo México, Susana Martínez, como candidata a la vicepresidencia republicana en este ciclo electoral por su trayectoria y defensa de la diversidad e inclusión.

La semana pasada, la USHCC respaldó al secretario de Vivienda, el mexicoamericano Julián Castro, como candidato a la vicepresidencia por el Partido Demócrata.

En una extensa declaración escrita, el presidente y principal ejecutivo de la organización empresarial, Javier Palomarez, explicó que el apoyo de USHCC a ambos no significa un apoyo particular para ninguno de los partidos ni de sus respectivos precandidatos sino que es una “firme recomendación” para quiénes logren la nominación presidencial de sus partidos.

En el caso de Martínez, cree que está lista para ser vicepresidenta y consideró que “ya es hora” de que líderes latinos del calibre de Martínez reciban reconocimiento y sean escogidos para uno de los puestos políticos más visibles del país.

Castro, por su parte, es una estrella ascendiente en el Partido Demócrata y, según observadores, ayudaría a afianzar el apoyo de los votantes latinos. Ninguno de los precandidatos demócratas ha dicho a quién escogería como compañero de fórmula, pero Hillary Clinton dijo a la USHCC el año pasado que lo estudiaría seriamente.

julian
Javier Palomarez y Julián Castro. Foto: Suministrada

Lleno de elogios

Palomarez destacó la trayectoria política de Martínez, la primera latina en ostentar el cargo de gobernadora en EEUU y su gestión al frente del estado de Nuevo México, en particular su eliminación del déficit sin aumentar los impuestos y la protección de los programas de salud y educación, además de su “incansable” labor para crear empleos.

Desde el seno del Partido Republicano, Martínez “ha abogado por la diversidad y la inclusión” y, en el marco del “Proyecto para una Futura Mayoría” de su partido en Nuevo México, ha promovido los esfuerzos por “reclutar, capacitor y apoyar a candidatos que reflejen mejor la plena diversidad” del país, argumentó Palomarez.

La USHCC y sus afiliadas locales han trabajado extensamente con Martínez dentro y fuera de Nuevo México y, según Palomarez, la gobernadora, a la que calificó como una “servidora pública admirable”, ha demostrado que puede trabajar con la pequeña empresa para espolear el crecimiento y desarrollo económico.

Palomarez hizo el anuncio un día después del segundo debate presidencial republicano del año y a cuatro días de las “asambleas populares” en Iowa el próximo lunes.

Martínez ganó la reelección en 2014 con el 48% del voto latino en un estado que se decanta por el Partido Demócrata.

La tildan de “antiinmigrante”

En los últimos días, sin embargo, Martínez ha sido objeto de críticas porque desde 2011 ha librado una batalla por eliminar una ley estatal de 2003 que otorga licencias de conducir para inmigrantes indocumentados.

Su denuncia de la retórica antiinmigrante del precandidato presidencial republicano, Donald Trump y su apoyo al comercio con México y a una reforma migratoria –al estilo republicano-, no la han librado de ataques de que ella también es “antiinmigrante”.

El miércoles pasado, Martínez, actual presidenta de la Asociación de Gobernadores Latinos (RGA), elogió que la legislatura estatal haya aprobado una medida para exigir que los residentes de Nuevo México adquieran licencias de conducir que cumplan con los requisitos de la polémica ley federal “Real ID”.

A través de un portavoz, Martínez dijo que la medida “pone fin a peligrosa ley de dar licencias de conducir a inmigrantes ilegales, y asegura que los ciudadanos de Nuevo México puedan abordar aviones sin tener que comprar un pasaporte”.

La medida afronta el rechazo de grupos proinmigrantes porque excluye a los 90,000 indocumentados en el estado, que sólo recibirían tarjetas especiales e inmediatamente los distinguiría por su estatus legal.

El Senado estatal, bajo control demócrata, apoya una medida distinta: licencias de conducir para quienes califiquen dentro de la ley “Real ID”, y otra que no cumple con esos requisitos, en este caso los indocumentados.

Martínez fue fiscal del Condado Doña Ana durante 14 años antes de postularse al cargo de gobernadora, venciendo a la vicegobernadora demócrata, Diane Denish, en 2010.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES