Clinton ganó en partes de Iowa… ¡por una moneda al aire!

En contiendas muy reñidas, los reglamentos electorales en Iowa permiten resolver disputa lanzando una moneda al aire
Clinton ganó en partes de Iowa… ¡por una moneda al aire!
Bernie Sanders y Hillary Clinton, los precandidatos demócratas aún en disputa por la nominaición demócrata a la presidencia
Foto: Archivo

Dinero le sobra y apoyo de la maquinaria demócrata también pero, anoche en Iowa, la precandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, logró arañar una magra victoria en el estado porque, en al menos seis distritos electorales, sus partidarios tuvieron que lanzar una moneda al aire.

Según el diario “Des Moines Register”,  los votantes en las “asambleas populares” demócratas en al menos seis distritos electorales en las ciudades de Ames, Newton, West Branch, Davenport y Des Moines, tuvieron que resolver una disputa sobre la repartición de ciertos delegados del condado echando suertes con una moneda. Y Clinton ganó el juego de “cara o cruz” en cada distrito.

Sendos videos captados por un periodista y un votante en las “asambleas populares” captaron el momento en que una moneda lanzada al aire selló la suerte de Clinton en el conteo de delegados para la convención del condado, lo que provocó una serie de burlas en las redes sociales sobre el inusual sistema electoral.

Es que los reglamentos de las “asambleas populares” demócratas en Iowa dictan que, en una contienda muy reñida en la que surge un empate por la repartición de delegados, “se lanzará una moneda para determinar quién pierde el delegado” en disputa.

En entrevista telefónica con este diario, el politólogo Dennis Goldford, de la Universidad Drake, en Des Moines (Iowa), dijo no entender por qué “tanto ruido”, tomando en cuenta que es una “extrema rareza” y que, a falta de “alternativas viables”, ambos bandos de la disputa aceptan respetar los resultados del inusual método.

“Nunca había visto que esto ocurriera en elecciones estatales, aunque sí ha ocurrido en contiendas por alcaldías, pero debemos recordar que en las asambleas populares de Iowa, los votantes no están eligiendo directamente a un candidato y, en este caso, había  una disputa sobre los delegados”, explicó Goldford.

“En realidad es un asunto minúsculo, y a nadie en realidad le importa: la distribución de delegados puede cambiar cuando se realice la convención estatal. Claro, que este sistema tiene sus pros y sus contra, pero simplemente no es un asunto mayor… si esto ocurriera con más frecuencia, quizá las autoridades se plantearían reformar” el sistema, afirmó.

Al final, en el conteo de delegados, Clinton obtuvo el 49,9% y Sanders,  el  49,6%, lo cual prácticamente garantiza que los 44 delegados demócratas de Iowa para la convención nacional en Filadelfia (Pensilvania) en julio próximo estarán divididos casi en partes iguales.

Pero el de Clinton fue un estrecho margen de victoria que, sumado al previsto triunfo del senador de Vermont en New Hampshire  -donde la aventaja por un promedio de 18 puntos-,  pinta una lucha cuesta arriba para la exsecretaria de Estado.

A juzgar por los resultados de anoche en Iowa y el hecho de que el mensaje “anti-establecimiento” político de Sanders está calando en parte de la base demócrata, el reto para Clinton será consolidar, por ejemplo, el apoyo de los jóvenes e independientes.

Camino a New Hampshire para un acto electoral antes de las primarias del próximo 9 de febrero, Sanders reiteró hoy su promesa de continuar la lucha “hasta la convención” demócrata, y afirmó que los resultados en Iowa muestran a la opinión pública que su campaña es capaz de ganar.