Atrapados entre balaceras, mexicanos graban videos

Las balaceras parecen ser el pan de cada día de algunas comunidades mexicanas
Atrapados entre balaceras, mexicanos graban videos
Foto: Archivo

MÉXICO – Bam, bam,… bam… (…) bam… bam, bam, bam, bam. Hay una balacera en la calle por donde él pasa a diario. Frente a la casa donde está encerrado con la mujer y los niños mirando por la ventana a personas vestidas de negro: avanzan y retroceden detrás de muros de adobe en una casa en construcción. Bam… bam…

Van tres minutos y medio. Se escucha a las gallinas cloar. Bam… Es un día soleado este 31 de enero de 2016 en Matamoros, Tamaulipas. Bam, bam…

  • Ahí están mami- dice el pequeño que también observa. Son cuatro, ¿o tres?
  • ¡Váyanse para allá!- responde el hombre como padre.
  • Sí… pero dime cuántos son los malitos…

Bam, bam. Cerca del coche, ¿es su carro o el primero que encontró para meterse debajo, pecho tierra, donde espera que todo vuelva a la paz aunque ya son casi 10 años sin tregua.

¿Qué puede hacer?¿Cerrar los ojos o oponer una cámara de video de por medio, entre la pupila y la realidad que no depende de él sino de los delincuentes que se enfrentan entre ellos o contra el ejército? Y sólo hay tres opciones: llorar, rezar o grabar y, si se puede,  advertir a los suyos.

  • No te vengas, hay una balacera bien superfuerte aquí en la casa.

Bam… bam… bam.

  • No te vengas, mejor regrésate.

Filma. No es el único bien lo sabe porque así da cuenta la red social youtube donde la gente vuelca las imágenes como prueba fiel de lo que es tener el infierno en casa, en el barrio, en el supermercado, en la escuela de su ciudad, del pueblo donde el crimen organizado arrebató la tranquilidad.

-Shhhh guarden silencio, niños– ordena una maestra en el aula de un salón de clases en Las Juntas, Guerrero. Es 10 de enero de 2016. ¡Pube, agáchese!

Bam, bam, bam… bama, bam, bam, bam…

  • Jijiji- rie nervioso alguno de los 15 muchachitos tirados en el piso.
  •  Ya les dije que se callen!

“Michoacán es libre y lo van a escuchar”, dice un orador en el megáfono, frente a la presidencia municipal. Bam, bam, bam… se escucha el 3 de enero de este año frente a habitantes reunidos en la plaza, rodeados de hombres con pistolas que dicen ser autodefensas. Bam, bam, bam…

  • ¡Así se vive en Michoacán!- insiste el de la voz. Aquí todavía hay hombres de huevos y nos vamos a defender.