Firman leyes para combatir desigualdad en la calidad de la educación sexual

Una ley obligará al Departamento de Educación a entregar reportes anuales al respecto

Guía de Regalos

Firman leyes para combatir desigualdad en la calidad de la educación sexual
Bill de Blasio firmó un paquete de normas para tener más información sobre la educación sexual en el sistema público.
Foto: CM Laurie Cumbo (Twitter) / CM Laurie Cumbo (Twitter)

Nueva York- A los doce años y medio es la edad promedio en que los jóvenes comenzar a salir en citas. Por esto, hace dos años, se comenzó a requerir un semestre de educación sexual en middle school y otro en high school. “Sin embargo, las escuelas no deben hacer pública la información sobre si en realidad se provee educación sexual. Como resultado de esto, las experiencias de distintos estudiantes varían ampliamente”, comentó Elizabeth Adams, de Planned Parenthood New York.

Este lunes se firmó un paquete legislativo que buscará solucionar este problema. “Este es un esfuerzo para que nuestras escuelas sean más transparentes y también es parte de nuestra misión más importante de generar conciencia entre nuestros estudiantes”, dijo el alcalde Bill de Blasio. “Juntas, estas leyes nos darán las herramientas que necesitamos para ayudar a que nuestras escuelas sean lo más saludables que puedan ser”.

Las tres normas que fueron despachadas por el alcalde obligan al Departamento de Educación a entregar reportes anuales de la salud de los estudiantes, de los servicios de salud que se les ofrecen (por ejemplo, si se cuenta con enfermeras o enfermerías en las escuelas), la cantidad y calidad de los instructores de educación sexual y el cumplimiento de los requisitos estatales de educación sexual.

“Este reporte nos ayudará a saber qué tan bien nuestras escuelas están logrando su obligación de ser educación sexual completa que merecen, lo que incluye enseñarle a nuestros niños de middle school y high school sobre el VIH y el SIDA”, dijo el alcalde De Blasio.

En Nueva York existen 17,000 embarazos no deseados todos los años y el sector de la población donde el VIH crece más es entre los menores de 25 años.Sabemos que nuestros jóvenes están tomando decisiones muy adultas en sus años adolescentes”, explicó la concejal Laurie Cumbo, una de las proponentes de las leyes. “Desafortunadamente, en la audiencia escuchamos que la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual aparecen entre los más jóvenes, en la adolescencia. Este es un problema creciente en nuestra ciudad”.

Por su parte, la concejal Vanessa Gibson destacó que será importante también conocer qué tan bien preparados están los maestros para enseñar estos cursos. El Departamento de Educación les ofrece entrenamiento opcional al respecto, pero no está claro cuántos lo toman. “Sabemos que las conversaciones en torno a la educación sexual pueden ser extremadamente sensibles, especialmente entre los adolescentes”, dijo Gibson. “Es importante que nuestros profesores tengan conocimientos, habilidades y estén preparados para discutir lo que puede ser un tema muy difícil. La educación sexual en nuestra ciudad salva vidas y es importante que exista acceso igualitario a profesores”.

Los activistas presentes en la firma de la ley se manifestaron satisfechos al respecto, pero dijeron que la ciudad debería ir más allá. “Los proyectos aquí presentados son medidas preliminares, pero la ciudad debe y puede hacer más”, dijo Elizabeth Adams de Planned Parenthood. “Recomendamos a la canciller que obligue tener educación sexual integral, que refleje los estándares nacionales desde el kinder hasta el grado 12”.

Esto, explicó Adams, debe incluir educación sobre relaciones saludables y seguridad personal, dos temas que han sido altamente discutidos en el último año.

 

Índices de graduación mejoran en 24 de las 34 peores escuelas

Diez de las llamadas “escuelas en renovación” empeoraron sus índices de graduación en el último año. Sin embargo, en las 24 restantes, los números mejoraron. El promedio en estas instituciones fue de un 54.4% de alumnos graduados, un aumento de 2.2%, pero que es aún mucho más bajo que el promedio de 70.5% en la ciudad.

“Apenas un 50% de las escuelas con dificultades estaban mejorando sus índices de graduación antes de que el programa comenzara, pero ahora el número es de casi 70%”, dijo el vocero de Educación Harry Hartfield al New York Post.

Sin embargo, el grupo Families for Excellent Schools, organización procharter y que realizó el estudio, dice que muchas de estas escuelas deberían ser cerradas. “Los últimos índices de graduación del programa de Renovación de Escuelas del alcalde De Blasio muestran que es un fracaso abismal”, dijo el CEO de la organización, Jeremiah Kittredge. “Al dejar a miles de estudiantes atrás, el programa está aumentando la desigualdad educacional de Nueva York”.