Demócratas y republicanos se frotan las manos por el voto de los jóvenes

En 2016, habrá casi 17 millones de nuevos votantes jóvenes
Demócratas y republicanos se frotan las manos por el voto de los jóvenes
Solo un terremoto electoral puede impedir que en noviembre haya que elegir entre Trump y Clinton.
Foto: Archivo / La Opinión

WASHINGTON.- Los votantes de la generación de los “Milennials” serán clave en las primarias que se avecinan y en los comicios de noviembre próximo, por lo que ambos partidos invierten millonarias sumas para captar su apoyo.

Los “Millenials”, aquellos entre 18 y 35 años de edad, serán el 31% de todos los votantes elegibles, un porcentaje similar al de la generación de los “Baby Boomers”, los nacidos entre 1946 y 1964, tras la Segunda Guerra Mundial, y que este año tienen entre 51 y 70 años de edad.

En declaraciones a este diario, Kei Kawashima-Ginsberg, experta de la Universidad Tufts sobre el voto de los jóvenes, dijo que, aunque en años anteriores su participación fue baja, “sería un error subestimarlos” ahora.

“Un tercio de estos jóvenes será elegible para votar por primera vez en 2016. Este año habrá 16,9 millones de nuevos votantes jóvenes potenciales en las urnas… en contiendas reñidas ¿a quién no le hará falta ese voto?”, dijo Kawashima-Ginsberg, directora del Centro para la Información e Investigación del Aprendizaje y Participación Cívica (“CIRCLE”).

Los jóvenes fueron pieza clave de la coalición de votantes que apoyó al presidente Barack Obama en 2008, quien ganó la reelección cuatro años después con el 61% de su apoyo, recordó.

Pese a un historial de logros mixtos, Obama sigue teniendo un fuerte apoyo de los afroamericanos, los latinos y los jóvenes, por lo que los precandidatos presidenciales demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders, cortejan activamente el voto de esa coalición.

Viendo hacia el sur

Sanders ganó por abrumadora mayoría en New Hampshire la semana pasada, en buena parte por el voto de los jóvenes, y el senador independiente de Vermont piensa repetir ese triunfo en Nevada y Carolina del Sur.

Clinton reconoció que tiene mucho que hacer para conquistar a los jóvenes –perdió a lo grande entre éstos en Iowa y New Hampshire-, y con esa meta ha echado mano de celebridades latinas.  Sanders también tiene celebridades de su lado y mantiene un febril ritmo de actos en recintos universitarios, denominados en inglés “Feel the Bern”, un juego de palabras para hacer nota su insurgente campaña.

https://twitter.com/SkyNewsAmerica/status/697504638669557760

En Nevada, para los comicios de 2014, los “Millenials” fueron el 27,8% de todo el electorado y el 44,5% de los votantes hispanos, mientras que en Carolina del Sur fueron el 27,6% y el 46,3% de esos grupos, respectivamente, según un informe reciente del Centro de Investigación Pew

A Clinton tendría que irle bien en ambos estados, donde hay fuerte presencia de votantes latinos y afroamericanos, respectivamente.

Pero, si no lo logra y Sanders comienza a abrir zurcos entre las minorías, “los próximos meses será una pesadilla para el Equipo Clinton”, advirtió Larry Sábato, director y analista del Centro para Políticas de la Universidad de Virginia.

Del lado republicano, el partido perdió el apoyo de los jóvenes en las últimas dos elecciones presidenciales, y recuerda en especial la amarga derrota de Mitt Romney en 2012.

Por ello, el Partido Republicano reconoce que debe cultivar el apoyo de este segmento si quiere cimentar una victoria en noviembre, y para eso tendrá que construir un mensaje que apele al descontento popular con Obama, y acertar con el candidato que pueda movilizarlos a las urnas.

Los “Millenials” latinos

Se calcula que alrededor de 11,9 millones de “Millenials” latinos serán elegibles para votar este año, en contraste con los 42,2 millones de sus pares en la población blanca.

Sin embargo, son el 44% del bloque electoral latino, un porcentaje que supera a los 2,9 millones de “Millenials” asiáticos, y a los 9,9 millones de afroamericanos en ese grupo demográfico, según el Centro Pew.

Grupos como la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), “Voto Latino”, y “Mi Familia Vota”, realizan sendas campañas para movilizarlos a las urnas.

En protestas callejeras

Con megáfono en mano, miles de estudiantes de secundaria y universidades han realizado protestas callejeras en los últimos años para exigir al Congreso y legislaturas estatales soluciones a problemas como el alto costo de la educación superior, un aumento al salario mínimo, la violencia policial y la discriminación contra las minorías.

Muchos de esos jóvenes son los que ahora pueblan los eventos electorales de Sanders, o conforman parte del movimiento a favor de “La Hillary”.

Contrariando la percepción de que sólo les atraen las fiestas, el cine, los videojuegos o ir de “shopping”,  los estudiantes ahora tienen más interés en la política, según una encuesta del miércoles pasado del Instituto de Investigación sobre Enseñanza Superior (HERI) de la Universidad estatal de California en Los Angeles (UCLA).

Según esa encuesta de 2015, realizada entre 141,189 estudiantes de primer año, el interés de los jóvenes en la política y participación cívica ha alcanzado su nivel más alto desde el primer estudio de su tipo hace medio siglo.

Cerca de uno de cada 10 estudiantes de primer año dijo que participará en protestas durante su paso por la universidad.

El reto para los precandidatos presidenciales y grupos afines, según Kawashima, es traducir ese entusiasmo en votos reales en las urnas el próximo 8 de noviembre.