Declaran emergencia sanitaria en la Amazonía peruana

En las últimas semanas se produjeron dos derrames de petróleo por fugas en el Oleoducto Norperuano, que están causado graves daños ambientales
Declaran emergencia sanitaria en la Amazonía peruana
Unas 250 personas trabajan en las tareas de limpieza del área afectada por un derrame de petróleo en la Amazonía de Perú.
Foto: Onias Flores / EFE

Lima – El Ministerio de Salud de Perú ordenó declarar en emergencia sanitaria una de las zonas de la Amazonía peruana donde en las últimas semanas se produjeron sendos derrames de petróleo por fugas en el Oleoducto Norperuano, anunció hoy el ministro de Salud, Aníbal Velásquez.

Tras visitar el área del derrame, el ministro explicó a los medios locales que la declaración de emergencia sanitaria está basada en el riesgo existente de contaminación de las fuentes de agua.

El daño ambiental se registró el 4 de febrero a la altura del kilómetro 206 del oleoducto, en la provincia de Dátem del Marañón, en la región selvática de Loreto.

Los testimonios locales afirman que el derrame llegó al río Mayuriaga, a trece kilómetros (8.07 millas) del punto donde se produjo la fuga, y que el crudo alcanzó el río Morona, afluente del Marañón, uno de los ríos que forman el Amazonas.

La cantidad de crudo vertido es todavía indeterminada porque la empresa estatal Petroperú, operador del Oleoducto Norperuano, no cuantificó los barriles perdidos en su reporte de emergencia ambiental presentado al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

Velásquez indicó que coordinó con el Ministerio de Vivienda el envío a la zona de 1,500 equipos con instrumentos para potabilizar, purificar y almacenar agua.

Trabajadores limpian el derrame de petróleo el pasado 9 de febrero, en el municipio de Chiriaco, en la región de Amazonas (Perú).
Trabajadores limpian el derrame de petróleo, en el municipio de Chiriaco, en la región de Amazonas (Perú).

El gobernador regional de Loreto, Fernando Meléndez, aseguró que el derrame de petróleo en Dátem del Marañón provocó una “hecatombe ambiental” y acusó a Petroperú de ser el responsable de esta.

“Aquí ha habido una negligencia. Exigimos al Gobierno que retire la confianza al presidente de Petroperú, Germán Velásquez, que por culpa de la irresponsabilidad de su empresa tenemos este daño ambiental”, dijo Meléndez.

Otro derrame similar de petróleo se produjo el 25 de enero por otra fuga a la altura del kilómetro 441 del mismo oleoducto, en el caserío de Villa Hermosa, de la región Amazonas, donde se vertieron entre 2,000 y 3,000 barriles de crudo que alcanzaron el río Inayo, y después al río Chiriaco, según testimonios locales.

El Oleoducto Norperuano transporta el petróleo extraído en la selva peruana hasta el terminal portuario de Bayóvar, en el océano Pacífico, a lo largo de un trayecto de 854 kilómetros de tuberías en el que hay cinco estaciones recolectoras que pueden almacenar hasta 3.5 millones de barriles en conjunto.