¡América Latina camina como el cangrejo!

El informe anual de Ammistía Internacional señala una tendencia recesiva en materia de derechos humanos

Guía de Regalos

¡América Latina camina como el cangrejo!
En los últimos meses se han dado protestas alrededor del mundo pidendo respeto por los derechos humanos.

Amnistía Internacional (AI) denunció la “tendencia regresiva” en materia de derechos humanos de los últimos dos años en América.

La ONG criticó en su informe anual que durante 2015 se puso de relieve la magnitud de la crisis de derechos humanos que afronta el continente, donde la combinación de discriminación, violencia, desigualdad, conflicto, inseguridad, pobreza, daños medioambientales e impunidad amenazaban la protección de dichos
derechos.

La “arraigada cultura” de la negación de la verdad y el resarcimiento a millones de personas debilita el Estado de derecho, alerta el informe, que reprocha que las autoridades “emplearon reiteradamente respuestas militaristas” para hacer frente a problemas
sociales y políticos.

AI destaca que ocho de los diez países más violentos del mundo pertenecen a América Latina y el Caribe y que en cuatro de ellos, Brasil, Colombia, México y Venezuela, se cometían uno de cada cuatro homicidios violentos a nivel mundial.

“Solo 20 de cada 100 homicidios en América Latina desembocaban en una condena; en algunos países, el porcentaje era incluso menor. La delincuencia violenta fue particularmente generalizada en El Salvador, Honduras, Jamaica, Trinidad y Tobago y Venezuela”, dice la ONG.

La inseguridad, la violencia y las dificultades económicas en México y Centroamérica llevaron a un número cada vez mayor de personas, en particular menores no acompañados, a abandonar sus hogares y cruzar las fronteras, recalca.

Amnistía cita como ejemplo de247y hay miles de denuncias de torturas y de ejecuciones extrajudiciales.

En 2015

persistió el patrón de amenazas y ataques contra los defensores de los derechos humanos, narra el informe de AI.

La cara latinoamericana

Si bien por un lado se ha avanzado en Colombia con las negociaciones de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) lo que ha incrementado las expectativas de acabar pronto con un conflicto armado de 50 años, por otro aún se percibe el estancamiento.

Según la ONG, el problema de violencia de género en Guatemala, Guyana o El Salvador sigue siendo uno de los principales desafíos de América.

Además menciona el uso de la fuerza excesiva en Brasil, ya que la construcción de las instalaciones para los Juegos Olímpicos condujo a desalojos en Río de Janeiro, a menudo sin notificación, indemnización o reasentamiento adecuados.

Discriminación con la minoría

Pese a los avances de algunos países, menciona la ONG, la discriminación y la violencia contra la comunidad LGBT sigue en pie.