¿Funcionan los remedios caseros contra el resfriado?

Investigamos la evidencia detrás de 5 estrategias ampliamente utilizadas

Guía de Regalos

¿Funcionan los remedios caseros contra el resfriado?
Cuando estás resfriado, una bebida caliente puede ser más efectiva de lo que te imaginas.
Foto: Shutterstock

Si estás lidiando con un resfriado, lo más probable es que pienses que un remedio casero te va a ayudar a sentirte mejor mientras esperas esa semana o dos que tarda la  infección viral en disminuir. ¿Pero cuáles son los remedios en los que puedes confiar, y cuáles son los que muy probablemente no funcionan para nada? Hablamos con algunos expertos y examinamos lo que han investigado para encontrar la verdad.

¿Tomarse una sopa de pollo?

La evidencia sugiere que la sopa puede aliviar tu malestar. La investigación más conocida, del doctor Stephen Rennard, M.D., neumólogo de Nebraska, encontró que la sopa de pollo y verdura inhibe el movimiento de los glóbulos blancos que desencadenan los síntomas del resfriado, como la congestión nasal.

¿Se debe probar? Sí. “Cuando las membranas mucosas se inflaman, la nariz puede resecarse y formar una costra”, dice el experto en enfermedades infecciosas, el doctor William Schaffner, profesor de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt. La sopa ayuda a aflojar la flema para que pueda ser expulsada.

¿Disfrutar de una bebida caliente?

¿Recurres a prepararte un té caliente cuando tienes dolor de garganta? Cuando el Centro del Resfriado Común de la Universidad de Cardiff en Gales les dio bebidas calientes o al tiempo a 30 enfermos de catarro, los que tomaron sorbos de bebidas calientes informaron sentirse más aliviados de la secreción nasal, tos, escalofríos y estornudos.

Los autores del estudio alegan que esos resultados se debieron probablemente al  efecto placebo, sin embargo las bebidas calientes parecen ser beneficiosas para la garganta irritada. “El sabor promueve la salivación y las secreciones que lubrican y alivian la garganta“, informa el director del centro docttor Ronald Eccles, Ph.D., D.Sc. “Lo más probable es que cualquier bebida sabrosa y caliente, una sopa, o comida caliente sea eficaz.”

¿Lo deberías probar? Por supuesto. “Un té caliente con un poco de miel puede ser particularmente efectivo para el dolor de garganta”, nos dice el doctor Marvin M. Lipman, M.D., asesor médico principal de Consumer Reports.

¿Usar miel para la tos?

Una revisión del 2014 realizada por la Cochrane Collaboration en 2014 analizó 3 estudios que compararon la miel con uno o más de los siguientes: jarabes para la tos sin receta médica que contienen dextrometorfano y difenhidramina, ningún tratamiento y un placebo. ¿Su conclusión? La miel fue más eficaz en el alivio de la tos que cualquier tratamiento y placebo, y puede ser un poco mejor que la difenhidramina para reducir la frecuencia y gravedad de la tos.

¿Lo deberías probar? Tal vez. La tos ayuda a deshacerse del exceso de mucosidad, por lo que no quieres detener la tos por completo, y los estudios revisados involucraron solo a niños. Pero si estás pensando en un tratamiento para la tos de venta libre (OTC), ten en cuenta que la Cochrane Collaboration encontró poca evidencia en cuanto a que estos remedios sean eficaces y que la Academia Estadounidense de Pediatría dice que no funcionan en los niños pequeños y pueden suponer un riesgo.

¿Usas lavados nasales con solución de agua salina?

En el año 2015, los investigadores de Cochrane examinaron 5 estudios sobre la efectividad de la limpieza de los conductos nasales con solución de agua salina. solo en uno de los estudios encontró que el hacer los lavados aliviaba la secreción y congestión nasal, y reducía el uso de un decongestionante.

¿Lo deberías probar? Podría tener algún beneficio, dice la doctora Orly Avitzur, M.D., directora médica de Consumer Reports, y señaló que la sensación puede ser extraña. “Les advierto a las personas que la sensación es como si estuvieran entrando en una gran ola del mar. Pero uno se acostumbra a eso”. Y mantente alejado de los productos sin receta etiquetados como “hipertónicos”; algunos estudios han encontrado que las soluciones más concentradas pueden irritar las vías nasales. Y si optas por utilizar una ollita llamada neti pot (un recipiente que llenas con agua tibia y sal), siempre utiliza agua destilada o estéril y límpiala después de cada uso.

¿Y los populares suplementos dietéticos?

Muchos suplementos, incluyendo la equinácea, el ginseng, la vitamina C y el zinc, se han promocionado para prevenir y aliviar los síntomas del resfriado. Los resultados de la investigación sobre la efectividad de los mismos han sido mixtos.

¿Lo deberías probar? Guarda tu dinero. Los suplementos no están regulados a fondo por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), y como resultado, los investigadores no pueden sacar conclusiones firmes a partir de los datos. No siempre se sabe con exactitud qué contienen estos suplementos, y algunos pueden interactuar con otros medicamentos que estás tomando. Evita por completo los aerosoles nasales a base de zinc. La FDA dice que pueden destruir permanentemente tu sentido del olfato.

— Beth Howard

Beth Howard ha venido descifrando las complejidades de la salud y la información médica para los consumidores durante más de 20 años. Con sede en Charlotte, North Carolina, Beth ha escrito para US News & World Report, Reader’s Digest, The Wall Street Journal, SELF y la revista AARP; así como para muchas otras publicaciones y sitios web.