Culpan a ‘desnudas’ por baja venta de boletos en Broadway

Representantes de los teatros afirman que su presencia, y los muñecos, han espantado a visitantes de los suburbios
Culpan a ‘desnudas’ por baja venta de boletos en Broadway
Venezolana Paola Pena trabaja en Times Square donde recibe propinas por sacarse fotos con turistas.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

A las chicas que trabajan semidesnudas en Times Square, muchas de ellas hispanas, se les ha acusado, junto a los personajes disfrazados, de alterar la paz de los turistas que visitan el área.

Y ahora a las mujeres con los cuerpos pintados también se las está responsabilizando por la baja registrada en la venta de boletos para los shows de Brooadway, principalmente de potenciales clientes que provienen de los suburbios de la ciudad de Nueva York.

Representantes de la industria, según publicó el Daily News, aseguran que la ola de recientes incidentes registrados en la llamada “Gran Vía Blanca”, han asustados a familias de lugares como Nueva Jersey, Long Island, Westchester y Rockland Counties, que han decidido cancelar sus planes de asistir a los famosos musicales y obras de teatro.

Incluso, en la encuesta se afirma que padres prefieren que sus hijos no estén expuestos a la presencia de esas mujeres que lo único que usan para cubrir sus pechos es pintura corporal.

Según una encuesta realizada en el área, la venta de boletos ha registrado un dramático descenso en los años recientes, principalmente desde que se crearon las plazas de peatones en 2010.

En ese año los tickes de los suburbios representaban el 21% del total, pero desde entonces las venta en ese sector han caído y en la pasada temporada de teatro de 2014-2015 fuero registraron sólo 15.6%.

Sin embargo, los números demuestran que a pesar de los sucesos ocurridos en Times Square con las ‘desnudas’ y los personajes disfrazados, la venta de boletos entre los residentes en las Gran Manzana se ha mantenido estable en 17.0% entre 2010 y 2015.

Los principales clientes de los teatros de Broadway son los turistas extranjeros que compran más de 17.5% de los tickes y los turistas estadounidenses que conforman el 49% de las ventas.