¿Le han pedido una ayuda de dinero? No está solo

Uno de cada cuatro americanos ha prestado ayuda financiera a un familiar o amigo
¿Le han pedido una ayuda de dinero? No está solo
Las familias latinas son las que menos dinero dan.
Foto: (Shutterstock) / Shutterstock

Uno de cada cuatro americanos ha dejado dinero para ayudar a alguien con problemas financieros. Y no estamos hablando de $30 0 $50. La cantidad promedia con la que se presta asistencia a familia y amigos es de $1,000.

Los latinos son los que menos ayuda brindan y los que menos reciben pero cuando la dan, es a la comunidad que más gravoso le resulta por la precariedad de sus propias cuentas en conjunto.

Son datos que se recojen en un estudio sobre la red social familiar y de amistades hecho por el Pew Charitable Trusts y que refleja la importancia de este soporte en una economía en la que la mayor parte de los hogares tienen problemas para tener ahorros con los que cubrir imprevistos.

Las transferencias de dinero se hacen en todo tipo de hogares, tanto de altos como de bajos o medios ingresos, pero la naturaleza de estas transferencias suele ser distinta. Los hogares con escasos recursos normalmente reciben asistencia pero en los de altos ingresos normalmente se registran ayudas que permiten un avance social como por ejemplo el pago de una matrícula de Universidad o la donación de un pago inicial para una casa. Normalmente las cantidades son más elevadas en estos últimos casos que en los que el objetivo es evitar la morosidad en la hipoteca, la tarjeta de crédito o incluso la compra de una medicina.

Según el informe, las diferencias de los objetivos de estas transferencias refuerzan las actuales brechas en patrimonio, ingresos y otras cuestiones sociocenómicas como propiedad de vivienda y logros educativos.

Uno de cada cinco hogares en los que se en los que se ingresan menos de $40,000 anualmente han recibido dinero de amigos y familia el año pasado y de ellos, el 66% en varias ocasiones. Las cantidades que reciben rondan los $500 mientras que en los que ingresan más de $85,000 el promedio de lo que se recibe como ayuda es de $1,000.

Curiosamente son los hogares más deprimidos de donde sale más ayuda para familia y amigos y en particular los hogares de madres solteras. Son los que más dan y los que más reciben. “Esto puede ser porque son familias que están más ligadas en su red a otras en las que hay más necesidad financiera”, explica el informe del Pew Charities Trusts.

Por generaciones, son los mileniales los que más dinero han recibido el año pasado mientras que los mayores, los miembros de la llamada generación silcenciosa, los que menos.