AI visita Honduras por el crimen de Berta Cáceres

Amnistía Internacional conversa con las autoridades sobre el asesinato de la defensora de los derechos humanos
AI visita Honduras por el crimen de Berta Cáceres
Funerales de la defensora de derechos humanos y del ambiente Berta Cáceres durante su sepelio en La Esperanza, Honduras.
Foto: EFE

Tegucigalpa

Una misión de Amnistía Internacional (AI) comienza este lunes una visita a Honduras para conversar con las autoridades sobre los abusos contra los defensores de derechos humanos del país centroamericano, el último de ellos el asesinato a tiros de la líder indígena Berta Cáceres.

En un comunicado, AI informó de que un grupo de expertos encabezados por su directora para las Américas, Erika Guevara-Rosas, “sostendrá encuentros con representantes de alto nivel del Gobierno en relación con el incremento de los peligros que enfrentan los defensores de derechos humanos y los líderes indígenas”.

“La defensa de los derechos humanos se ha convertido en una profesión letal en Honduras con la reciente muerte violenta de la líder indígena Berta Cáceres, el último de un largo catálogo de abusos que enfrentan aquellos cuyo legítimo trabajo es incómodo para los más poderosos de la sociedad”, indicó Guevara en el texto.

La delegación de AI se reunirá “con el ministro del Interior, el ministro de Seguridad y con el fiscal general, junto con otras autoridades de alto nivel”.

Además, “ha sido solicitado un encuentro con el presidente Juan Orlando Hernández”, agrega el boletín.

La misión de Amnistía Internacional efectuará una rueda de prensa el martes por la mañana en un hotel de Tegucigalpa “para presentar las conclusiones” de su visita.

AI condenó la semana pasada el “brutal” asesinato a tiros de Cáceres en la localidad de La Esperanza, en el oeste de Honduras.

“El cobarde homicidio de Berta es una tragedia anunciada. Durante años, Berta había sido víctima de una campaña constante de acoso y amenazas para impedirle defender los derechos de las comunidades indígenas”, manifestó entonces Guevara-Rosas.

Cáceres fue una de las fundadoras en 1993 del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas deHonduras (COPINH), desde el que lideró manifestaciones en defensa del medioambiente oponiéndose a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente de su país por considerar que atentaban contra los recursos naturales.

Por su lucha en defensa de los recursos naturales en el occidente de Honduras en 2015, Cáceres, miembro de la etnia lenca y madre de cuatro hijos, recibió el Premio Medioambiental Goldman.

También encabezó protestas contra el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya.

En varias ocasiones había denunciado amenazas de muerte contra ella y familiares suyos.

Más piden investigar

Podemos, partido español incluido en el grupo de la Izquierda Unitaria Europea, se unió ayer al reclamo de una investigación en el caso, al pedir una comisión de investigación internacional que aclare el asesinato.