Conglomerado demanda a negocio local por similitud entre nombres

El restaurante emplea cerca de 40 personas, en su mayoría latinos
Conglomerado demanda a negocio local por similitud entre nombres
Frente del restaurante Selena Rosa Mexicana. Facebook.

NUEVA YORK – Una batalla entre David y Goliat. Así describen los dueños del restaurante Selena Rosa Mexicana la batalla legal en la que se encuentran con el conglomerado internacional de restaurantes Rosa Mexicano.

La pasada semana los dueños del restaurante, localizado en el Upper East Side, recibieron una demanda. El documento contenía una orden para “cesar y abstenerse” de utilizar el nombre “Selena Rosa Mexicana”.

Rosa Mexicano argumenta que el hecho de que los nombres se parezcan causa confusión entre los clientes y ha llevado a que tengan pérdidas monetarias.

La noticia fue recibida con incredulidad por los dueños y empleados del restaurante neoyorquino.

“Estamos muy sorprendidos, para ser honesto. Para mí, nuestros nombres y el servicio que proveemos es completamente diferente a Rosa Mexicano”, dijo Samuel “Sammy” Musovic, dueño del restaurante.

Musovic y sus dos hijos han administrado el restaurante por los pasados dos años.

Selena Rosa Mexicana, cuyo nombre previamente bajo otra administración era “Cilantro”, lleva cerca de 17 años en la comunidad.

Sammy Musovic, centro, y sus dos hijos. Foto de Andrea González.
Sammy Musovic, centro, y sus dos hijos. Foto de Andrea González.

El restaurante emplea cerca de 40 personas, en su mayoría latinos. Gran parte son mexicanos, pero también hay empleados dominicanos, brasileños y guatemaltecos.

Muchos de ellos llevan por lo menos 10 años trabajando en el lugar, expresó el gerente general Armando Mercado.

Mercado, quien lleva 14 años en el local, aún no puede creer la demanda.

“Nunca pensamos que esto pasaría”, dijo. “Nuestro nombre es “Selena Rosa Mexicana” mientras el de ellos es “Rosa Mexicano”. No creo que tenga validez eso de que el nombre es el mismo”.

Mercado indicó que al restaurante lo caracteriza su ambiente. Empleados y clientes forman parte de una gran familia.

“Muchos de los locales del barrio, nos conocen de hace un tiempo”, dijo Mercado. “La gente que viene seguido, los regulares, conocen a todos los empleados y es una muy bonita relación”.

La demanda ha causado preocupación entre otros empleados como Jesús Isidoro, de 26 años. El joven le teme a que vaya a pasar con su trabajo.

“Llevo seis años más o menos aquí. Para mí ha sido una buena experiencia”, dijo Isidoro. “Espero que las cosas se arreglen”.

Los dueños del restaurante han argumentado que la demanda no debería proceder ya que el estado de Nueva York les permitió utilizar el nombre “Selena Rosa Mexicana” cuando cambió la administración.

El nombre “Selena Rosa” también ha sido patentado por los dueños.

Sin embargo, existe una posibilidad de que pudieran perder la disputa legal. Si esto sucede, es muy posible que el restaurante tenga que cerrar sus puertas.

“Amo lo que hago, así que esto es un obstáculo que debemos superar. Rosa Mexicano es un gran restaurante que admiramos, así que nos sorprende que hayan ido tras nosotros de esta manera”, dijo Musovic. “No hemos hecho nada malo. Nuestra esperanza es salvar el restaurante por el bien de nuestros empleados y sus familias”.