Conductor que mató a 4 en Long Island enfrenta cargos criminales

El conductor de limusina había sido un oficial de policía en Chile y tiene dos hijas

El conductor de la limusina involucrado en un accidente que mató a cuatro mujeres jóvenes en los viñedos de Long Island el año pasado se enfrenta a cargos criminales por el terrible accidente.

Carlos Pino, de 58 años, fue acusado de cuatro cargos de homicidio por negligencia, cuatro cargos de asalto, no ceder el paso, conducción temeraria y otras infracciones de tránsito este miércoles ante la Corte Suprema de Justicia, declaro el fiscal del Condado de Suffolk Thomas Spota durante una rueda de prensa.

Inicialmente, la única persona acusada en el accidente había sido Steve Romeo, de 55 años, cuyo camión golpeó la limusina al hacer un giro en U en Depot Lane y la ruta 48, al salir del viñedo 48.

Pino y Romeo se presentaron juntos en la corte el miércoles . Un juez ordenó fijar una fianza a Pino de $100,000. Romeo fue puesto en libertad bajo su propia responsabilidad. 

LEA TAMBIÉN: Radican cargos a conductor que provocó tragedia en Long Island

Romeo, que dijo a los policías que había estado bebiendo en casa antes de salir a la carretera en julio de 2015, ha sido acusado de conducir en estado de ebriedad. Su contenido de alcohol en la sangre fue de 0,066%, por debajo del límite legal, pero su prueba de sangre se realizó una hora y 40 minutos después del accidente. Fue probablemente por encima de 0,08% en el momento del accidente, dijo Spota.

Amy Grabina, Brittney Schulman y Stephanie Belli, todas de 23 años y Lauren Baruch, de 24 años, fallecieron en el accidente. Otras cuatro mujeres en la limusina, todas en sus 20 años, resultaron heridas.

Falta de precaución

Spota dijo que de acuerdo con los datos recogidos y analizados a partir de la reconstrucción del accidente, incluyendo cinco testigos adicionales que se encontraban en la intersección en el momento del accidente, se determinó que había “líneas de visión limitada hacia el oeste”, porque un Jeep Liberty estaba en la intersección esperando para dar vuelta a la izquierda en Depot Lane.

“El Jeep Liberty bloqueó completamente la vista del conductor de la limusina. A pesar del hecho de que los principales carriles de circulación en dirección oeste no eran visibles, el conductor de la limusina, Carlos Pino, no tomó ninguna precaución para asegurarse de que pudiera entrar con seguridad”, dijo Spota.

“Romeo puede ser considerado penalmente responsable de la conducción en estado de embriaguez, pero no puede ser considerado penalmente responsable del accidente. La persona que es penalmente responsable del choque es Carlos Pino”, agregó.

LEA TAMBIÉN: Piden más seguridad en limusinas y otros vehículos alterados