Comisión busca reformar el sistema de justicia criminal de NYC

“Hacer reformas aquí es tan importante para los hispanos como lo es para el resto de la ciudad”, destacó Juan Cartagena de Latino Justice
Comisión busca reformar el sistema de justicia criminal de NYC
La comisión analizará la factibilidad de cerrar la prisión de Rikers Island.

NUEVA YORK – Este jueves se hizo el anuncio de los miembros que integran la Comisión Independiente para la Reforma del Sistema de Justicia Penal y Penitenciario de la Ciudad de Nueva York y entre ellos figuran cuatro hispanos.

La comisión fue creada por iniciativa de la Presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito, quien propuso una revisión del sistema de justicia criminal de la ciudad de Nueva York, particularmente enfocado a cambiar la forma de procesar penalmente los delitos menores y  descongestionar el sistema carcelario donde están confinados mayormente negros e hispanos y de otras minorías de la ciudad.

“Ahora, mientras todo el mundo está tratando de reformar un sistema de justicia criminal disfuncional, es el momento para que nosotros investiguemos cómo se pueden realizar cambios en Rikers Island”, dijo a EL DIARIO Juan Cartagena, Presidente y Consejero General de Latino Justice, una de las organizaciones más reconocidas por su lucha a favor de los derechos civiles.

“Continuar con las mismas prácticas que constituyen el rostro del abuso e incluso de la muerte, será un error trágico. Hacer reformas aquí es tan importante para los hispanos como lo es para el resto de la ciudad”, subrayó Cartagena.

El anuncio de los miembros de la comisión lo oficializó el ex juez Jonathan Lippman, quien presidió hasta diciembre de 2015, la Corte Estatal de Apelaciones de Nueva York, la instancia de justicia de mayor rango a nivel del estado.

De acuerdo a Lippman, la comisión estará conformada por 27 miembros entre los que se incluye a líderes de organizaciones que promueven la reforma de la justicia penal, grupos comunitarios, del sistema judicial, ex fiscales, abogados defensores, académicos, grupos de defensa y del sector empresarial.

Propuesta para cerrar Rikers Island

“Di a esta Comisión Independiente una responsabilidad difícil, pero de crucial importancia como es crear un modelo de justicia para la ciudad de Nueva York. Aunque sé que la tarea que tendrán por delante no será fácil, estoy muy satisfecha de que una amplia gama de individuos y organizaciones con profundos conocimientos, han aceptado participar en esta importante misión”, dijo Mark-Viverito en un comunicado.

Gran parte de la atención del debate, de este paquete de reformas que fue anunciado por Mark-Viverito en el marco de su mensaje sobre el Estado de la Ciudad, se concentra sobre su propuesta de cerrar la prisión Rikers Island.

Justamente la comisión independiente que encabezará Lippman tendrá como objetivo analizar la viabilidad del paquete de reformas al sistema de justicia criminal y de las prisiones de la ciudad.

En una de sus primeras acciones luego del anuncio, el ex juez Lippman tomó contacto con Norman Seabrook, presidente del sindicato de oficiales de correccionales, quien según Lippman, se mostró “muy complacido” por la forma en cómo la comisión estaba empezando su trabajo.

Lippman trató con Seabrook la forma como en adelante se abordará la recurrente violencia en la prisión de Rikers Island.

“Apreciamos el acercamiento del ex juez  Lippman y esperamos continuar nuestro diálogo con él y el resto de la comisión”, dijo de su parte Seabrook a través de un comunicado.

Seabrook enfatizó que la voz de los oficiales de correccionales es necesaria como parte de la discusión actual sobre las reformas, incluyendo potencialmente cerrar la cárcel de Rikers Island.

“Sería bueno sin embargo si los miembros del sindicato, que ponen sus vidas en juego cada día en la prisión de Rikers Island, fueron oficialmente invitados a sentarse a la mesa. La reforma tiene que ser una conversación de dos vías y no estamos seguros si esta comisión lo va a lograr”, concluyó Seabrook.

Lippman observó que optó por no pedir un representante de la Administración De Blasio ni del Concejo, no obstante, recordó, su presidenta Melissa Mark-Viverito, fue quien pidió la creación de la comisión. Sin embargo, dijo Lippman, espera tener contacto permanente con ambos funcionarios.

Entre los miembros de la comisión también está el ex prisionero Richards Stanley, actualmente vicepresidente de The Fortune Society.

Mark-Viverito nombró a Richards miembro del buró de correccionales de la ciudad, y será quien trate directamente los retos diarios entre el Departamento de Correcciones y los oficiales que esa agencia emplea.

Además de Juan Cartagena de LatinoJustice PRLDEF, los otros miembros hispanos de la comisión son: Julio Medina – Director Ejecutivo y CEO de Éxodo Comunidad de Transición, Inc.; Ana L. Oliveira – Presidenta y CEO de la Fundación de Mujeres de Nueva York y Jeanette Ruiz,  Juez de la Corte de Familia de Nueva York.