Supremo de EEUU rechaza demanda contra la marihuana legal en Colorado

Los estados de Nebraska y Oklahoma habían acusado a su vecino de actuar en contra de leyes federales y de suponer trabas en su lucha contra el tráfico ilegal
Supremo de EEUU rechaza demanda contra la marihuana legal en Colorado
En 2012, Colorado y Washington aprobaron el consumo de pequeñas cantidades de marihuana con fines recreativos.
Foto: Marc Piscotty / Getty Images

El Tribunal Supremo de EEUU rechazó hoy estudiar la demanda de los estados de Nebraska y Oklahoma, que acusan a su vecino Colorado de haber infringido las leyes federales cuando legalizó el uso de la marihuana recreativa en enero de 2014.

“El estado de Colorado autoriza, supervisa, protege y se aprovecha de un cultivo, procesamiento y comercialización de marihuana que le da 100 millones mensuales y con el que ha exportado cientos de libras de marihuana a alrededor de 36 estados en 2014”, aseguran Nebraska y Oklahoma en la demanda desestimada hoy.

“Si esta entidad estuviera basada debajo de la frontera, el Gobierno federal la procesaría como a un cártel de la droga“, asegura la denuncia.

La Constitución estadounidense establece que los estados que quieran querellarse contra otros tienen el derecho de hacerlo directamente en el Tribunal Supremo sin tener que ir a tribunales inferiores, pero necesitan que la más alta instancia judicial se lo permita.

LEA TAMBIÉN: México aboga por descriminalizar consumidores de marihuana

Nebraska y Oklahoma decidieron demandar al estado de Colorado por esta vía porque consideran que sufren un impacto “directo e importante” en sus recursos para detener y procesar a los sospechosos del creciente tráfico de marihuana ilegal en la región.

Por su parte, Colorado pidió al Supremo que no aceptara el caso con un argumento judicial en el que mantenía que la decisión que estaba ahora en cuestión no era sobre los efectos de la regularización de la marihuana en algunos estados de EEUU, sino sobre el poder de la democracia interna en la jurisdicción estatal.

“Aquí nadie sostiene que la ley de Colorado sobrepasa la prohibición federal de la marihuana o inmuniza a nadie de un proceso legal federal. Al contrario, la cuestión aquí es si a un estado que escoge legalizar la marihuana se le prohíbe después regular el mercado para ello”, aseguró Colorado en su texto.

El Supremo no especificó los motivos por los cuales ha tomado esta decisión.

En noviembre de 2012, Colorado y Washington aprobaron el consumo de pequeñas cantidades de marihuana con fines recreativos, opción a la que se unieron posteriormente los estados de Alaska y Oregón y el Distrito de Columbia, donde se halla la capital federal.