Sino hacemos nada, uno de cada cuatro hombres latinos gay contraerá VIH en NY

La falta de vivienda incide en el contagio de VIH

Durante 12 años viví al borde de quedarme sin hogar debido a un vacío legal injusto que obligó a que personas pobres que viven con SIDA dedicaran un 50-85% de sus ingresos al pago de su alquiler. Yo pagaba 74% de mis ingresos en renta mientras me atrasaba hasta en el pago de servicios de electricidad y demás.

Fui la cara pública de una gran campaña, narrando mi historia de como pude mantenerme saludable mientras luchaba por quedarme en mi hogar. Fui incluso motivo de un artículo en El Diario titulado– Entre la espada y la pared.

Yo luché para que los gobernadores Paterson y Cuomo apoyaran un proyecto de ley que garantizaría un 30% como límite de ingresos dedicados para el gasto de alquiler para  14,000 neoyorquinos VIH+. Esa es la misma protección que actualmente se ofrece a residentes de viviendas con subsidios federales como Sección 8. Ambos gobernadores decían apoyar la medida y señalaron al alcalde Michael Bloomberg como principal obstáculo por rehusarse a que la ciudad designara los fondos correspondientes.

Todo eso cambió cuando Bill de Blasio se convirtió en alcalde. Él se comprometió a designar los recursos necesarios lo que avanzó un acuerdo entre la ciudad y el estado en 2014.

Hoy, alrededor de 14,000 neoyorquinos que viven con VIH/SIDA cuentan con un hogar estable.

Ahora el obstáculo es el gobernador Cuomo. El se niega incluir $70 millones en el presupuesto de este año para el plan que busca erradicar el SIDA en Nueva York para 2020. De esa suma, $33 millones ampliarían los servicios de VIH/SIDA conocidos como HASA a personas pobres VIH+, a las cuales se les ha negado HASA por no estar suficientemente enfermos para recibir un diagnóstico de SIDA.

En junio, Cuomo hizo historia al comprometerse a acabar con el SIDA como epidemia para el 2020 en Nueva York. El hasta nombró un equipo especial de 63 expertos de VIH para desarrollar un plan y lograr ese objetivo. Ese “plan” incluyó la necesidad de un programa de vivienda como este. Sin embargo, Cuomo se rehúsa incluir los fondos en su presupuesto haciendo que su propio compromiso sea inalcanzable.

El gobernador no puede ahora señalar al Alcalde como el problema. De Blasio ha prometido la mitad del costo del programa o $33 millones para erradicar número de personas sin techo que viven con VIH+.

Un reciente reporte de Los Centros para Control de Enfermedades muestra que uno de cada hombre latino gay o bisexual contraerá VIH, haciendo de este el peor momento para que la comunidad latina tenga un gobernador que se niegue a financiar el componente vital para acabar con el SIDA en Nueva York: la vivienda.

Un reporte del American Journal of Public Healh, reiteró que el vivir sin techo es uno de los principales impulsores de los nuevos contagios de VIH. Con una vivienda estable, las personas pueden tomar sus medicamentos consistentemente y así reducir su carga viral a niveles indetectables. Un hogar estable previene situaciones que llevan a que muchos exhiban conductas de riesgo con tal de asegurar un techo.

Si el gobernador Cuomo quiere seriamente acabar con el SIDA en nuestro estado y salvar las vidas de hombres latinos gay y bisexuales, el debe asegurar que los $70 millones sean incluidos en el presupuesto anual y así poner fin al número de personas sin techo que viven con VIH/SIDA.

Wanda Parks es puertorriqueña de El Bronx que vive con HIV/SIDA y es miembro de la junta de Vocal New York.