Ocho “asesinos” de tu éxito profesional

Estas actitudes y comportamientos pueden frenar el avance en tu carrera laboral
Ocho “asesinos” de tu éxito profesional
Si quieres tener éxito en el plano profesional, deberás ser consciente de tus comportamiento./Shutterstock

Si quieres tener éxito en el plano profesional, deberás ser consciente de ciertos comportamientos que muchas mujeres repiten  y que pueden terminar afectando tu crecimiento laboral.

Te ofrecemos una lista con cinco de estos comportamientos, que aunque está dirigida a las mujeres, bien puede adaptarse al sexo masculino.

Dejas las cosas para más adelante

Cuando las mujeres se hacen escuchar, con frecuencia suele ser demasiado tarde. Postergar las cosas no sólo creará una tensión innecesaria, sino que también te pondrá en una situación de desventaja.

No seas una jugadora suplente en el trabajo, ponte en primera línea desde un primer momento. Mientras más tiempo te tomes para hacer lo que debe ser hecho, más se verán afectadas  tu confianza y tus probabilidades de éxito.

“Lo sientes” demasiado

A diferencia de los hombres, las mujeres tienen la tendencia de usar excesivamente la frase “lo siento” en el ambiente laboral.

Debes saber que a la hora de pedir disculpas, las palabras que eliges son de gran importancia. En lugar de decir “lo siento”, considera frases de acción como: “Quiero pedirte disculpas por… ” o “Me gustaría que me perdones por… ”, que son más directas y significativas. Deja el “Lo siento” para cuando estés de compras y no para cuando debes pedir disculpas en el marco del trabajo.

Dices “Lo intentaré”

La diferencia entre decir “Lo intentaré” y “Lo haré” puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito. Al decir “Lo intentaré”, estableces un escenario de posible postergación.

Diciendo “Lo haré”, crearás un estado de compromiso mental en tu interior, lo que hará que alcances tu objetivo. Además, al decir a los demás que “lo intentarás”, comunicarás una sensación de incertidumbre. Por el contrario, si dices “lo haré”, un sentimiento de certeza y seguridad invadirá a todos —incluyéndote a ti—.

Te criticas demasiado

¿Hablas en forma negativa de ti misma? Si es así, puedes producir un impacto pernicioso en la forma que los demás te ven.

Aproximadamente entre el 70% y el 90% de las palabras que nuestro cerebro procesa son inutilizables o negativas. Está comprobado que los eventos negativos perduran más en el cerebro que los positivos.

Comunicas en exceso

¿Hablas en exceso? ¿Sabes que las mujeres usan entre 3,000 y 4,000 palabras más que los hombres al día?  Mientras que la comunicación es una parte crítica y necesaria del éxito, el palabrerío excesivo puede ser contraproducente.

Es más importante ser clara y concisa a la hora de comunicarte. ¿Por qué usar más palabras de las que son estrictamente necesarias?

Te comprometes más de lo que puedes

Muchas mujeres profesionales se sienten presionadas a triunfar en todo lo que emprenden. No obstante, recuerda que mientras más grande sea la mordida, mayor será el tiempo que debas estar masticando.

Podrás ponerte en una mejor posición si logras encarar en forma exitosa unas pocas tareas que si cumples pobremente con unas cuantas. Entiende que es tan bueno decir que “no” como decir que “sí”.

Cuando te pregunten si puedes hacerte cargo de determinada tarea, tómate unos instantes para pensarlo antes de responder. Evalúa tu agenda personal y profesional para encontrar un equilibrio confortable.

Te olvidas de tus mentores

¿Qué estás haciendo para crear una buena red de contactos? Es importante que recuerdes cuán duro ha sido el viaje que te puso donde estás.

No te distraigas con tu propio éxito y no te olvides de decir “gracias” a aquellos que te han acompañado a lo largo del camino. Date cuenta de que tú también tienes la capacidad de ayudar a otros. Pregúntate: ¿A quién puedo tenderle una mano?” Y luego hazlo.

Prefieres las bambalinas al escenario

Las impresiones positivas crean resultados positivos. Sin saberlo, muchas mujeres trabajadoras se alejan del centro de la escena mientras que los hombres se ponen bajo la luz de los reflectores.

Asume el rol del líder. Como profesional, es importante que salgas te hagas ver por todos. Permite que las demás personas conozcan tus logros, talentos, y fortalezas. Activamente crea la imagen positiva que quieres que los demás vean.

Enumera tus talentos cada vez que puedas y recibirás la atención que mereces.

Fuente: enplenitud.com

 

?>