Miami: siempre hay razones para ir. Aquí tienes varias

Desde el (buen) tiempo hasta sus playas, pasando por su arquitectura, comida, gente y diversión. Hay mil y un motivos para ir a Miami
Sigue a El Diario NY en Facebook
Miami: siempre hay razones para ir. Aquí tienes varias
Ocean Drive en South Beach, Miami, donde la ciudad se vive al cien por cien.
Foto: Shutterstock

Su arquitectura

Biltmore Hotel es una de las maravillas arquitectónicas de Miami.
Biltmore Hotel es una de las maravillas arquitectónicas de Miami.

Miami no se puede comparar con San Francisco, Nueva York o Los Ángeles en cuanto a oferta cultural… pero eso no quiere decir que no existan oportunidades para dejar de lado la playa y la noche y descubrir su lado más histórico. Y la arquitectura es la estrella. Desde el Distrito de Art Deco en South Beach, con sus edificios (la mayoría hoteles) exponentes máximos de tal estilo arquitectónico (infórmate en el muy útil Art Deco District Welcome Center), hasta edificios sublimes, como el Vizcaya Museum and Gardens, en Coconut Grove, réplica de una villa italiana del siglo XVIII, o el maravilloso Biltmore Hotel, en Coral Gables, un ejemplo de arquitectura clásica mediterránea (y que presenta una de las piscinas más exquisitas del país)… Para acercarse a la naturaleza en medio de la ciudad, visita Miami Beach Botanical Garden, en South Beach, o aún mejor, por es infinitamente más grande, el Fairchild Tropical Botanic Garden. Las oportunidades para sorprenderse por auténticas joyas son numerosas.

El estilo art deco se respira en las avenidas principales de Miami.
El estilo art deco se respira en las avenidas principales de Miami.

Su comida

El Bistec con Salsa de Chimichurri (Skirt Steak) de Red Ginger está delicioso.
El Bistec con Salsa de Chimichurri (Skirt Steak) de Red Ginger está delicioso.

Es un destino turístico único en el mundo, así que la oferta gastronómica es considerable. Por lo que elegir un puñado de restaurantes no es tarea fácil. Así que recomendar dos, en la zona más turística, Miami Beach. Primero, y por su muy buenos precios, Sazón Cuban Cuisine (7305 Collins Ave.), cuyo menú de platos típicos cubanos es tan interminable como delicioso. Empieza con el Sazón Combo, que incluye numerosos aperitivos de la casa, sigue con los Camarones al Ajillo o el Sazón Churrasco con Camarones, y termina con un Flan o Arroz con Leche… Terminarás regresando. Si deseas descubrir uno de los nuevos lugares más de moda, en South Beach está Red Ginger (736 First St.), dedicado a la cocina sureste asiática. Los precios quizás no sean asequibles a todos los bolsillos, pero el paladar te agradecerá probar platos exquisitos como el Bistec con Salsa de Chimichurri (Skirt Steak) o la simplemente deliciosa y abundante combinación de Sushi & Sashimi. Informes: www.sazoncubancuisine.com y www.redgingersouthbeach.com.

Sus playas

Virginia Key, con Historic Virginia Key Beach Park, una playa bastante más tranquila que las que encuentras en South Beach.
Virginia Key, con Historic Virginia Key Beach Park, una playa bastante más tranquila que las que encuentras en South Beach.

Si te quedas en Miami Beach, hay playas mil, aunque la mayoría están tomadas por los turistas dada su cercanía a los hoteles del área. Si te arriesgas a irte algo más lejos, también se expanden las opciones. Por ejemplo, a pocos minutos de South Beach está Virginia Key, con Historic Virginia Key Beach Park, con mucho estacionamiento y áreas de picnic. Más al sur está Key Biscayne, con playas que ofrecen vistas de Miami, parques y también áreas de picnic en sus dos parques frente al oceáneo. Si no te gusta el mar, Miami tiene piscinas por todas partes, algunas de ellas verdaderas maravillas, como Venetian Pool, considerada una de las mejores y más bellas, sino la mejor y más bella, del mundo.

Sus avenidas

Aunque plagados de turistas y propietarios de restaurantes tratando de hacerte creer que su local es el mejor del mundo (probablemente no lo es), no hay una visita a Miami de verdad si no paseas por el Lincoln Mall Road (párate en la pastelería Paul, con una notable selección de flanes, panes y pasteles, o el bar/restaurante Balans, importado de Londres, ideal para tomar una bebida y observar a los paseantes). Otra avenida indispensable es Española Way, más centrada en restaurantes que tiendas). Little Havana también debe estar en tu agenda: en Calle Ocho y sus alredederos vivirás y oirás el por qué de su atractivo histórico. Y, por supuesto, Ocean Drive, paralelo a Lummus Park, y donde los hoteles art deco se alternan con bares, restaurantes y la mansión de Gianni Versace, hoy convertida en un hotel, The Villa Casa Casuarina.

Vista desde la piscina de Gale Hotel en South Beach.
Vista desde la piscina de Gale Hotel en South Beach.