Escape de gas mata a niño y deja una menor hospitalizada

La madre intentó reanimación cardiopulmonar ante la emergencia

Un niño de 9 años murió  como consecuencia de una intoxicación con monóxido de carbono en Nueva Jersey. Su hermana de 10 años se encuentra hospitalizada por la misma razón.

La madre de los niños los descubrió a las 7:30 a.m. de este martes tendidos en su habitación y les dió reanimación cardiopulmonar (CPR) en su casa ubicada en la avenida Passaic en Linden.

Después corrió a llamar a los organismos de emergencia, a quienes informó que los niños tenían dificultad para respirar.

Los menores fueron llevados al Newark Beth Israel Medical Center donde el varón fue declarado muerto y la niña se mantiene en condición crítica. 

El incidente aún está bajo investigación, pero las autoridades dicen que el mal funcionamiento de un calentador pudo haber causado el escape de monóxido de carbono hacia el sótano y el cuarto de los niños que es la habitación ubicada encima de donde está el aparato.

A pesar de que la casa estaba equipada con un detector de monóxido de carbono, todo indica que las baterías no funcionaban, de acuerdo con NBCnewyork.

La Policía informó que el cuerpo de bomberos de Linden y la Cruz Roja están ofreciendo detectores de humo y de monóxido de carbono gratis desde hace dos semanas, pero que nadie en esa residencia había solicitado alguno.

El monóxido de carbono es un gas que podría matar a cualquier persona que lo inhale en abundancia. Los síntomas son similares a la gripe y pueden incluir dolor de cabeza, mareos, debilidad, malestar estomacal, vómitos, dolor de pecho y confusión, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Más de 400 personas mueren a causa de envenenamiento no intencional por monóxido de carbono  cada año en los Estados Unidos, según los datos ofrecidos por el CDC.