Suspenden al Presidente de la Cámara de Brasil

Eduardo Cunha, impulsor del juicio político contra su presidenta, es investigado por el caso Petrobras

Un un nuevo giro de la crisis política brasileña, un juez del Supremo Tribunal Federal (STF), suspendió esta mañana el mandato del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, archienemigo de la presidenta Dilma Rousseff y uno de los principales impulsores del juicio político a la mandataria.

La medida fue dictada por el magistrado Teori Zavascki, quien tiene bajo su responsabilidad en la Corte las investigaciones sobre el esquema de corrupción en Petrobras, del que Cunha está acusado de participar, además de intentar obstruir las pesquisas.

Es más, el político del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, exsocio mayor del oficialista Partido de los Trabajadores, en la coalición de gobierno) ya estaba incluso procesado por haber recibido al menos US$5 millones de la red de sobornos que grandes constructoras pagaban por garantizarse contratos con la petrolera estatal. El Procurador General de la República, Rodrigo Janot, había pedido en diciembre una medida cautelar contra Cunha por estos motivos.

El diputado se negó a renunciar y ha utilizado utilizó innúmeras maniobras burocráticas para evitar ser destituido por el comité de ética de la Cámara.

Por su cargo, Cunha es el segundo en la línea de sucesión presidencial, luego del vicepresidente Michel Temer , quien debería asumir el comando del Palacio del Planalto si el próximo miércoles el Senado ratifica el inicio del proceso de impeachment contra Rousseff, acusada de manipular las cuentas fiscales para esconder el déficit.

La decisión de Zavascki de suspender el mandato del presidente de Diputados llega luego de que ayer el STF anunció que esta tarde decidirá otro pedido contra Cunha para removerlo totalmente del cargo y de su mandato como diputado ya que es reo de la Justicia y como tal, por ley, no podría ni siquiera quedar en ejercicio de las funciones Ejecutivas en caso de que Temer sustituya a Rousseff y tuviese que viajar al exterior.

La solicitud había sido realizada por el partido Red Sustentabilidad, de la popular ecologista Marina Silva .