Sentencian a 8 años de prisión a ex maestra que mató a sus dos hijos

Bamenga fue diagnosticada con depresión post parto

Tribunal Supremo de El Bronx , donde se dictaminó la sentencia.
Tribunal Supremo de El Bronx , donde se dictaminó la sentencia.
Foto: archivo ap

La ex maestra de la ciudad de Nueva York que envenenó y ahogó a sus dos hijos en el 2012 fue condenada a ocho años de prisión bajo el argumento de que actuó bajo los efectos causados por una enfermedad mental.

Lisette Bamenga, de 32 años, fue condenada en el mes de abril con dos cargos de homicidio involuntario y enfrentaba la posibilidad de 40 años a cadena perpetua por el homicidio en el 2012 de su hijo Trevor Noel Jr. de 4 años y su niña Violet Lily Noel de 4 meses.

“No puedo ignorar la gravedad de sus crímenes pero tampoco se puede ignorar el papel de la depresión post-parto”, dijo el juez Martin Marcus en el Tribunal Supremo de El Bronx antes de leer la sentencia.

La ex profesora fue diagnosticada con depresión post parto tras el horrendo crimen donde les dio a sus hijos un jugo de uva mezclado con limpia parabrisas antes de ahogarlos en la bañera. Luego, abrió la estufa de gas y se corto las venas. Los Policías respondieron al llamado en su residencia de El Bronx por el fuerte olor a gas.

Durante el juicio, donde no hubo jurados, el juez afirmó que la acusada estaba perturbada emocionalmente y decidieron cambiar la sentencia de asesinato a homicidio.

Sus abogados argumentaron que no debe ser considerado responsable en absoluto por sus acciones porque tenía un defecto mental relacionado con la depresión post-embarazo.

Bamenga dijo a la corte el martes que nunca en su sano juicio podría matar a sus hijos.

“Mis hijos significaba el mundo para mí. Pienso en ellos diariamente. Ellos siempre van a ser una parte de mí”, declaró al juez de acuerdo con el New York Post.

Ella dijo que tras la tragedia siente que si misión es crear consciencia acerca de la depresión post parto para que otras familias no sufran lo que ella sufrió.

Bamenga era maestra de tercer año en una escuela pública de Brooklyn y muchos de los padres de sus estudiantes recolectaron dinero para ayudarla a pagar su defensa.

Los fiscales, que habían pedido un mínimo de 20 años por cada niño, se mostraron en desacuerdo con la sentencia. Ellos, habían argumentado que la mujer había actuado celosa tras enterarse que su novio había tenido un hijo con otra mujer.