“En Ciudad de las Mujeres vivo tranquila, sin violencia, ni inseguridad”

Un rincón de paz después de la guerra

Pabla Castro Terán vivía en Cartagena, pero la inseguridad y la violencia la empujaron a abandonar su ciudad.

Desde hace 10 años vive en la Ciudad de las Mujeres, un barrio creado y construido por mujeres a unos 20 kilómetros al sur de Cartagena.

En su urbanización, Bonanza, Pabla cuenta que se siente tranquila y que este proyecto impulsado por la Liga de Mujeres Desplazadas le ha cambiado la vida.

No sola la suya sino también la de sus hijos.