La Fiscalía General demanda a Domino’s por no pagar salarios

Es la primera vez que una demanda alega que una empresa de comida rápida es responsable como empleador por violaciones a los trabajadores cometidas por las franquicias
La Fiscalía General demanda a Domino’s por no pagar salarios
El fiscal general Eric T. Schneiderman anunció una gran demanda en contra de Domino’s y tres franquicias en Nueva York.
Foto: EDLPMariela Lombard

La Fiscalía General de Nueva York continúa sus esfuerzos para perseguir a empleadores que engañan a sus trabajadores y no pagan sus salarios. Este martes el fiscal general Eric T. Schneiderman anunció una gran demanda en contra de Domino’s (que incluye a Domino’s Pizza, Inc., Domino Pizza LLC y Domino’s Pizza Franchising LLC) y tres franquicias de esta cadena de restaurantes, alegando que no pagaron al menos $565,000 que ganaron empleados en 10 pizzerías en Nueva York.

“En algún momento, una empresa tiene que asumir la responsabilidad de sus acciones y por el bienestar de su gente. Hemos descubierto violaciones de salarios rampantes en las tiendas de franquicia de Domino’s y hemos encontrado una intensa participación del franquiciador y descubierto que Domino’s incluso jugó un papel en causar ciertas violaciones de salarios”, dijo Schneiderman.

La investigación de la Fiscalía reveló que Domino’s pidió a los franquiciados usar los reportes de nómina del sistema informático de la empresa, PULSE, a pesar de que la compañía sabía que el sistema calculaba el salario bruto por debajo de lo legal. A pesar de que actualizaban PULSE cada año, la empresa consideró de “baja prioridad” arreglar las fallas que causaron pagos insuficientes a los trabajadores.

“Bajo estas circunstancias, la Ley de Nueva York -así como la decencia humana básica- sostiene que Domino’s es responsable del tratamiento a los trabajadores que laboran y entregan pizzas de la compañía. Y por ello Domino’s es responsable de corregir estos problemas”, dijo el Fiscal General.

Es la primera vez que una demanda del Fiscal General alega que una empresa de comida rápida es responsable como empleador por violaciones por sus franquicias en contra de la mano de obra.

Robert Cresanti, el presidente y CEO de la Asociación Internacional de Franquicias (IFA), respondió a la demanda diciendo  que las  franquicias “han demostrado que son un modelo de negocio exitoso usado por compañías como Domino’s para crear oportunidad de tener pequeños negocios”. Cresanti indicó que “las franquicias, como los negocios pequeños, son responsables de seguir las leyes federales y estatales con respecto a los salarios de los empleados que ellos contratan, y no responsabilidad de las marcas como Domino’s”.

Cresanti añadió que “desafortunadamente, por los intereses políticos personales, la burocracia gubernamental y el propósito de confundir al público y trabajadores, este es un intento flagrante para retribuir la inversión de los intereses especiales que han gastado decenas de millones de dólares atacando las franquicias, mientras han intentado sin éxito organizar a los empleados. IFA va a luchar para defender el modelo de franquicia de estos ataques injustificados”.

Sin embargo, la oficina del Fiscal General declaró que ley del estado de Nueva York permite  que una empresa sea empleador conjunto, si tiene control, o la autoridad para controlar, a los empleados en ciertas formas fundamentales. 

“Esas declaraciones de Domino’s son tan irresponsables, como su actitud ante los cálculos erróneos de su programa computarizado que robó porciones del salario a miles  de empleados”, dijo Fernando Aquino portavoz de la Fiscalía. “La compañía estaba dando directrices para los horarios, uniformes, y hasta cómo evitar la formación de sindicatos”, añadió Aquino. El portavoz hizo hincapié que la empresa estaba conscientemente usando un sistema computarizado defectuoso desde el 2007.

“Las calculaciones erróneas de negocios estaban a su favor y eran perjudiciales para sus trabajadores. Ellos son responsables bajo la ley de Nueva York”, dijo Aquino.

La investigación mostró documentos internos producidos por Domino’s mostrando que en los pasados dos años, el 78% de los franquiciados de Nueva York usaron tarifas, para algunos de los empleados, por debajo del mínimo requerido, y el 85% las tasas que figuran están por debajo de la tasa de horas extras requeridas.

La oficina de Schneiderman ya ha resuelto casos con 12 franquicias de Domino’s, que poseen un total de 61 tiendas y que han acordado pagar aproximadamente $1.5 millones hasta la fecha.

Domino’s es la segunda mayor cadena de restaurantes de pizza del mundo, y es la mayor cadena de entrega de pizzas en los EE.UU. La empresa cuenta con 136 tiendas propiedad de franquiciados en Nueva York, junto con 54 propiedad de la propia corporación Domino’s.