Peña Nieto atribuye el mal humor de los mexicanos a las redes sociales

El presidente mexicano considera que las redes sociales se han convertido en una plaza pública
Peña Nieto atribuye el mal humor de los mexicanos a las redes sociales
El presidente mexicano concedió una entrevista al rotativo La Jornada.
Foto: Getty / Getty Images

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto dijo en entrevista con La Jornada que no encuentra los motivos para el mal humor social, pues con respecto a la situación económica del país “a todos, en términos generales, les está yendo bien”, mientras que por el caso Ayotzinapa “no he logrado entender cuándo pasó el gobierno a ser señalado culpable”.

En una amplia entrevista publicada este día por el diario, el titular del Ejecutivo Federal explicó que la polémica generada por su expresión sobre el mal humor social que prevalece en el país, hecha en abril pasado durante la inauguración del Tianguis Turístico en Guadalajara, fue gracias a las redes sociales, que “han tenido impacto, sin duda, en el humor, porque obviamente hay expresiones de todo tipo. Libres. En México, no hay censura de ningún tipo. Las redes han impreso, sin duda, un cambio al sentir social, al humor social, a las formas de expresión”.

Peña Nieto consideró que las redes sociales se han convertido en una plaza pública, en la que escuchas distintas voces y expresiones. “Tienen impacto en distintos segmentos de la población. Pueden ser opiniones bien fundamentadas o no”.

El mandatario aseguró que su expresión fue algo que él “recuperó” de lo dicho por líderes empresariales que han asegurado que pareciera haber malestar. “Sin embargo, cuando se les pregunta: oye, ¿te está yendo mal en tu pequeño negocio, en tu negocio grande? ¿Estás teniendo problemas? A todos, en términos generales, les está yendo bien”.

De acuerdo con el presidente, “los datos acreditan que hay más empleo que nunca. Todos los indicadores hablan de que estamos avanzando. Además, en un entorno mundial muy difícil. […] México está creciendo, no a las tasas que quisiéramos, pero sí de manera relevante”.

Con respecto a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Peña Nieto aseguró que el único interés del Gobierno federal ha sido esclarecer lo ocurrido en septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero, por lo que “nunca he logrado entender una cosa: cuándo pasó el Gobierno a ser señalado, si lo único que quiso fue atraer un asunto ocurrido en una entidad”.

“El único empeño del gobierno es esclarecer y apoyar la petición de la sociedad en general y de los padres a conocer qué pasó […] Hay indicios, una investigación y elementos que te llevan a conclusiones. Si no a éstas, por lo menos a ciertas hipótesis que ha apuntado la PGR de lo que pudo haber pasado.

“Pregunto: ¿cuándo pasamos a ser señalados como implicados, culpables? Es una barbaridad sólo pensar ese tema. O sea, querer participar para ayudar a esclarecer, a ser señalados con cierto grado de responsabilidad por lo ocurrido ahí. Me parece un tanto absurda esa transición”, manifestó el mandatario a La Jornada.

Sobre el rechazo de algunos sectores magisteriales a la Reforma Educativa, Peña Nieto aseguró que este modelo “es bastante generoso, noble. No es sancionador”. Dijo que hay liderazgos que la han distorsionado, confundido y defienden sus privilegios”, pero que el Estado, manifestó, no tiene margen para otra cosa que no sea aplicar la ley y despedir a los maestros faltistas.

“No es el propósito de la ley castigar al maestro. Es un proceso que, reconociendo deficiencias en la capacitación y formación de los profesores, los lleva a estar en condiciones óptimas de educar”, dijo.

Al ser cuestionado sobre la crisis de Petróleos Mexicanos (Pemex) tras la entrada en vigor de la Reforma Energética, el presidente reconoció que fue “un mal momento en términos de precios del crudo”, además de que “los campos de fácil explotación y producción están agotados”. Sin embargo, dijo que no se siente frustrado por esta situación, pues “nos va a permitir estar mejor preparados cuando tengamos mejores precios”.

Con respecto a su propuesta de crear un sistema nacional anticorrupción, que actualmente se discute en el Congreso de la Unión, el mandatario consideró que “hay que entenderlo, primero, como la manera en que se sanciona la corrupción, donde la haya, y cómo la evitas también con una orientación de carácter preventivo. Creo que va a prosperar. Lo que he recogido del Congreso es que hay un compromiso por llegar a un acuerdo definitivo para tener una legislación en esta materia en el periodo extraordinario del 13 al 17 de junio”.

Peña Nieto resaltó la iniciativa sobre los matrimonios igualitarios, que anunció la semana pasada. “Cuando platiqué con varios colectivos y comunidades [lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual] vi que mucho de esto se da a partir de una mayor visibilidad que tienen. Y, sin duda, es obvio y necesario dar reconocimiento a esos grupos ante la ley, que tengan derechos propios, que se puedan romper los estigmas, los prejuicios y el rechazo social.

Dijo que pretende dar un marco legal que reconozca la diversidad sexual, que haya pleno respeto y se trabaje en favor de la inclusión de todos los grupos sociales.