La mató a puñaladas y avisó por texto

La boricua Aileen Bagué Ríos había sobrevivido a otros dos ataques de su pareja
La mató a puñaladas y avisó por texto
La vícima era madre de de tres hijos.
Foto: (Suministrada/GFR)

PUERTO RICO – “Hay que romper con el ciclo, ésta fue la tercera vez y mira como terminó”.

Esos eran los gritos de lamento de una vecina  del residencial Jardines de Magnolia en Bayamón, mientras los investigadores del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) cargaban por las escaleras el cadáver de Aileen Bagué Ríos, de 40 años, quien se convirtió ayer en la sexta víctima de violencia de género en lo que va de año.

“India”, como le apodaban, era madre de tres hijos: una joven de 19 y dos varones de 15 y 12 años. También era abuela de dos, quienes eran “la luz de sus ojos”. La mujer no pudo romper con el ciclo de violencia doméstica.

De acuerdo con el comandante Rafael Rosa, jefe del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Bayamón, Bagué Ríos murió tras ser apuñalada presuntamente por  su pareja consensual con quien convivía hacía unos cinco años en el residencial. El hombre intentó privarse de la vida hiriéndose en el cuello y el abdomen con un arma cortante.

Luego de cometer el crimen, el presunto asesino, de 50 años, le escribió un mensaje de texto a la sobrina de la víctima en el que le advertía que le había hecho daño y se iba a suicidar.

Según la pesquisa, cuando la sobrina llegó al apartamento, lo encontró cerrado y comenzó a llamar a la puerta. El hijo de la mujer de 15 años, que estaba durmiendo fue quien le respondió y se encontraron con la puerta de la habitación de la pareja cerrada la cual abrieron forzando la cerradura con un cuchillo.

En el interior del cuarto se toparon con la macabra escena: la mujer semidesnuda y ensangrentada al lado de la cama y al individuo herido. Este quedó recluido en el Centro Médico de Río Piedras. Su condición es de cuidado.

El líder comunitario del residencial, William Villalobos, lamentó que la pareja con historial de incidentes de violencia previos no hubiese recibido la atención necesaria de las agencias pertinentes.

“Mi crítica, de manera constructiva, va a las agencias pertinentes cuando hay una pareja con este tipo de problema, y es que se les deja de dar seguimiento. Esas personas no vienen a darle un tratamiento específico para tratar de atender el problema”, sostuvo Villalobos quien solicitó a las agencias ayuda para el hijo de la mujer que encontró su cadáver.

Por su parte , un grupo de amigas de la víctima que accedió a hablar desde el anonimato porque le temen al presunto agresor indicaron que el obrero hace, aproximadamente, un año la apuñaló en el abdomen, y, en otra ocasión, mientras estaban separados la sorprendió saliendo con unas amigas e intentó atropellarla, pasándole los neumáticos de su vehículo por un pie.

“Ese hombre fue un abusador, ella aguantó demasiado, él la celaba hasta de su madre. Ella no podía compartir con sus amistades porque él se le aparecía. Cuando ella lo dejaba él se aparecía y ella por pena lo perdonaba”, detalló una de sus vecinas que no se quiso identificar.

La mujer recordó que le apodaban “El Fantasma” al presunto agresor porque siempre sigiloso la seguía. “Esperamos que este crimen no se quede impune”, reclamó otra de las residentes entre lágrimas.

Manifestaron que a pesar de que constantemente se escuchaban discusiones entre la pareja, ayer no oyeron nada, pero sí les estuvo sospechoso que el individuo saliera a trabajar y regresara rápido al apartamento. Dijeron que solo la hija de la mujer que vive en el piso superior les comentó que en la noche escuchó un ruido como de cristales rotos.

La fiscal Marisela Santiago, de la Unidad Especializada, ordenó el levantamiento del cadáver.

En lo que va de año seis mujeres han sido asesinadas por su pareja, dos más que las reportadas a la misma fecha el año pasado.

(Maribel Hernández Pérez)