Reporte del gobierno critica uso de email personal por Hillary como Secretaria de Estado

Clinton no habría cumplido las reglas internas, ni consultado a expertos de seguridad de su departamento al decidir que usaría un email personal con un servidor ubicado en su residencia privada, para enviar emails de trabajo cuando estaba en el gabinete del Presidente Obama, revela investigación interna.
Reporte del gobierno critica uso de email personal por Hillary como Secretaria de Estado
La precandidata demócrata Hillary Clinton podría ser llamada a declarar pronto en investigación del FBI sobre sus el uso de email personal para su trabajo como Secretaria de Estado entre 2009 y 2013.
Foto: Getty Images.

Un reporte del Inspector General del Departamento de Estado divulgado este miércoles, halló que al usar un email y servidor privados para enviar correos oficiales, la exsecretaria Hillary Clinton no cumplió las reglas internas del departamento que encabezó entre 2009 y 2013.

El tema de los emails de Hillary ha sido controversial desde que se dio a conocer públicamente que la ahora precandidata demócrata a la presidencia no sólo usaba una dirección personal para sus comunicaciones de trabajo, sino que el servidor de email estaba físicamente ubicado en su casa de Chappaqua, Nueva York.

En el reporte, encargado por el actual secretario de estado John Kerry, se investigó el uso de emails por todos los secretarios de estado recientes y halló que el anterior secretario, Colin Powell, también usó un email privado durante sus años en la agencia.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Actualmente, el Buró Federal de Investigaciones está realizando una pesquisa para determinar si el uso de un servidor privado por parte de Clinton puso en peligro algún secreto de estado y al parecer, dicha investigación está a punto de llegar a su fin.

Clinton ha declarado que usaba un email personal por conveniencia, porque para ella era más fácil usar su teléfono blackberry y a veces su Ipad para hacer su trabajo desde cualquier parte del mundo.

Respecto al reporte divulgado hoy, el secretario de prensa de la campaña de Clinton, Brian Fallon, dijo en un comunicado que “el reporte demuestra que sus prácticas del uso de correo electrónico eran consistentes con las de otros secretarios de estado”. También agregó que su uso “era conocido por otros funcionarios del Departamento de Estado”.

También afirmó, como lo ha hecho Clinton, que ella cumplió las reglas internas para preservar dichos emails, y que no hubo amenazas a ningún secreto de estado, ya que ninguno de los emails estaba “clasificado” cuando ella los envió.

No obstante, el Departamento de Estado, que se ocupa de las relaciones de Estados Unidos con otros países y es el órgano diplomático de mayor rango en el país, mandó a clasificar unos 2000 de esos emails después que ella los entregó a las autoridades en 2014.

El reporte, sin embargo, halló que cuando algunos empleados del departamento cuestionaron el sistema de email de la secretaria y apuntaron la posibilidad de hackeos o vulnerabilidad, se les dijo que todo estaba en orden y que no preguntaran más.

Además, el documento añade que la exsecretaria debió preservar adecuadamente los records en los archivos oficiales o entregarlos cuando dejó el departamento. Pero no lo hizo hasta casi dos años después.

Otra crítica del reporte es que Clinton debió hablar del tema y obtener permisos de las personas encargadas de vigilar y proteger la información del departamento, que de paso, no habrían aprobado tal arreglo. Sin embargo, dice el reporte, no lo hizo así.

Aunque otros funcionarios usaban también emails personales, Clinton es la única que sólo usaba un email personal para realizar todas sus comunicaciones como la diplomática de más alto rango del gobierno estadounidense.

El reporte hace una serie de recomendaciones para reforzar la seguridad de los sistemas de comunicaciones del departamento de estado.