El NYCFC deja escapar la victoria en el último minuto ante el Orlando City SC

El conjunto visitante remontó dos goles en el Yankee Stadium; Villa falló un penal
Sigue a El Diario NY en Facebook
El NYCFC deja escapar la victoria en el último minuto ante el Orlando City SC
Foto: NYCFC Facebook

EL BRONX, NY – Kevin Molino remató de cabeza y el balón rozó el larguero, por dentro, haciendo callar al Yankee Stadium. Era el minuto 94 y el árbitro pitó a continuación el final de un partido que el New York City FC tuvo controlado y en el que falló un penalti que hubiera puesto el 3-0 en el marcador. Al final, empate 2-2 de Orlando City SC ante el NYCFC, un equipo que sigue sin saber manejar los partidos por bien que juegue en muchos momentos.

Los celestes volvían al Yankee Stadium obligados a mostrar una buena cara ante Orlando, que llegó sin su estrella Kaká, convocado por la selección de Brasil.

La tarde fue calurosa en El Bronx. El partido arrancó con 90 F (32 C) bajo un sol intenso y los jugadores lo notaron ya en la primera parte.

El técnico Patrick Vieira cambió el dibujo y colocó una defensa de cinco hombres con Andoni Iraola por delante de los centrales, lo que permitió a Andrea Pirlo jugar algo más adelantado que en anteriores ocasiones. Mix Diskerud también volvió al equipo titular.

Aunque el City salía con peligro con un David Villa muy activo en todo el frente del ataque, fue Orlando quién avisó primero en el minuto 8 con un remate de cabeza picado de su goleador Cyle Larin, que paró el arquero Josh Saunders con dificultades. El propio Larin tendría otra clara ocasión al contraataque en el minuto 35.

Pero 7 minutos después, cuando alguno ya pensaba en el descanso, llegó el gol del NYCFC. El defensa central Frédéric Brillant remató de cabeza un centro preciso desde la izquierda de R.J. Allen, uno de los mejores del partido hasta entonces. Fue el primer gol del francés en la Major League Soccer.

Orlando volvió del medio tiempo más agresivo y encerró en esos primeros minutos al City. Pero los celestes pronto se sacudieron la presión.

Entonces llegó la mejor jugada del partido. Pirlo bombeó el balón con suavidad por encima de la defensa de Orlando para dejar solo a Villa frente al arquero Joseph Bendik, que se vio obligado a salir hacia el español. Entonces el capitán del New York City FC golpeó sutilmente para superar de baselina a Bendik y anotar su noveno gol de la temporada, mejor registro de la Major League Soccer.

Poco después, en una jugada de Villa y Shelton por la derecha, Orlando cometió un penalti que tiró el propio Villa a las nubes al patinarle la pierna de apoyo en el momento del golpeo.

Y de pronto volvió a aparecer la inconsistencia del City en su campo, donde sólo ha ganado una vez esta temporada.

Orlando recortaría diferencias en el minuto 72 por medio de Julio Baptista, que había salido de la banca, tras un buen control del brasileño en el área.

Y 20 minutos después, cuando el partido parecía terminado llegó el gol de Molino, que acalló el templo del béisbol.

Antes había entrado Frank Lampard al campo en el minuto 77 en sustitución de Thomas McNamara. El inglés fue aplaudido por la inmensa mayoría de espectadores presentes, incluidos los aficionados de Orlando.