Hispana preside dirección operativa del DOE

Ursulina Ramírez, mexicana de Los Ángeles, quiere asegurarse que estudiantes como ella tengan los servicios necesarios para ser exitosos

Cuando Ursulina Ramírez era estudiante de secundaria en Los Ángeles, aprovechó de las iniciativas que ayudaban a las comunidades de color a navegar en el proceso de ayuda financiera universitaria.

“Era muy difícil para mi familia entender porque yo quería estudiar a dos horas de nuestro hogar”, dijo Ramírez en una entrevista exclusiva con El Diario. “Yo entiendo que eso es algo que tenemos que examinar en nuestra comunidad, hablar de la importancia de la universidad, y otras experiencias diferentes a la de nuestra comunidad”, dijo.

Hoy Carmen Fariña, la canciller del Departamento de Educación en la Ciudad de Nueva York (DOE en sus siglas en inglés), anunció que Ramírez será la nueva jefa de operaciones del DOE. Desde el 2014, Ramírez ha sido la jefa de personal en la oficina de Fariña y continuará en este cargo.

“Desde sus inicios como trabajadora social para los niños en situación de riesgo a sus casi tres años como mi jefa de personal , Ursulina ha demostrado un compromiso incansable para servirle a los estudiantes”, dijo Fariña. “Ursulina traerá el mismo pensamiento innovador, pasión, y dedicación a nuestros 1.1 millones de estudiantes de escuelas públicas ahora que juega un papel aún mayor en hacer de la ciudad de Nueva York el mejor distrito escolar urbano en la nación”.

Ramírez comenzó a trabajar con niños mientras estudiaba en la universidad de California en Santa Bárbara, donde ayudó a jóvenes de primera generación estadounidense a llenar las aplicaciones para la universidad y luego trabajó con jóvenes que estaban saliendo de los programas de padres adoptivos. Su experiencia e interés la trajo a la Ciudad de Nueva York donde se graduó con un postgrado en Trabajo Social de la universidad Columbia.

En la ciudad, Ramírez estuvo cuatro años trabajando en  organizaciones sin fines de lucro en las áreas de cuidado de niños, trabajo social, y analista político para el Comité de Niños y Familias Hispanas. Ramírez trabajó con Bill de Blasio cuando era Defensor Público donde fue responsable de desarrollar la agenda política incluyendo la propuesta de pre-k para todos. Justo antes de comenzar a trabajar con el DOE, Ramírez fue la hispana de más alto rango en el equipo de transición de la administración De Blasio.

En su nuevo puesto Ramírez, supervisará el desarrollo e implementación de las iniciativas del DOE incluyendo la agenda de Equidad y Excelencia del Alcalde. El plan anunciado por De Blasio y Fariña el otoño pasado, tiene como meta que para el 2026 un 80% de los estudiantes neoyorquinos se gradúen de escuela secundaria a tiempo.

La agenda se compone de ocho iniciativas, una de ellas es alfabetización universal, cuya meta es que todos los estudiantes puedan leer a finales de segundo grado.“La iniciativa de Equidad y Excelencia va a ser grande para todas la comunidades, pero en particular el programa de alfabetización para segundo grado yo creo que va a ser bien impactante para nuestros estudiantes que hablan español”, dijo Ramírez.

Según el DOE, los estudiantes que no son diestros leyendo al final del tercer grado, están cuatro veces más propensos a abandonar los estudios secundarios. Este próximo año escolar, se anunció que se asignarán maestros de lecturas a más de 100 escuelas en los distritos con más deficiencia en esta asignatura. Cada año se añadirán más maestros, de tal forma que en el 2018, todas las escuelas estén cubiertas.

Para Ramírez es importante asegurarse que hayan programas bilingües para la comunidad inmigrante y que el DOE sea accesible a todas las familias, no importa el idioma que hablen.

“Tengo mucha suerte de estar trabajando con la canciller. Ella y yo somos verdaderas socias y tiene una excelente visión, así que mi trabajo será ayudar a ejecutar esa estrategia y asegurar que todas las iniciativas, especialmente la de Equidad y Excelencia que serán ejecutadas en otoño, sean verdaderamente cumplidas” añadió.