Legislatura entra a receso y varios proyectos quedan en el tintero

Al cierre de esta edición los legisladores no resolvían proyectos vitales para la ciudad de Nueva York como el control de las escuelas
Legislatura entra a receso y varios proyectos quedan en el tintero
Foto de archivo de legisladores estatales, quienes ayer votaron por Atkins para el puesto de presidente de la Asamblea.
Foto: Archivo

Este jueves el calendario oficial de la Legislatura marcó el que debería ser el cierre formal del período de trabajo de los políticos estatales, y aunque los miembros de la Asamblea y el Senado estuvieron reunidos hasta muy tarde, varias de las iniciativas cruciales parecen haberse quedado en el tintero.

Hasta el cierre de esta edición la ampliación del control del alcalde Bill de Blasio sobre el sistema escolar de la ciudad no había sido definido, lo que tiene un enorme impacto en la educación pública.

Aunque inicialmente la Asamblea se había mostrado favorable en extender por un período de 3 años el control del mandatario sobre la educación, el Senado había considerado hacerlo solo por un año, pero no parecía haber una respuesta final.

Aun sin saber el futuro de la iniciativa y mientras el reloj marcaba las horas para saber lo que pasaría, en la Alcaldía había un ambiente de esperanza.

“Seguimos pendientes de una extensión de varios años que conserve los poderes de control actual”, aseguró Jessica Ramos, vocera de la administración de Blasio.

Otra de las iniciativas que causaría un enorme impacto en Nueva York tenía que ver con la liberación de $2,000 millones para asuntos de vivienda, pero el senador Jeff Klein aseguró que no le veía muchas posibilidades de que el articulado fuera aprobado a tiempo.

Igual parece haber ocurrido con el proyecto de aprobación de fondos para los beneficiarios de DACA, que aunque la Asamblea aprobó, el Senado no había resuelto.

Los proyectos que alcanzaron a avanzar fueron el de reducir el número de casos asignados a los empleados de los Servicios de Protección Infantil, la prohibición de cigarros electrónicos en espacios cerrados y el cierre de ciertas convicciones relacionadas con marihuana a fin de no afectar los historiales criminales.

Dentro de los proyectos que fueron aprobados también están el programa para ayudar a frenar el abuso de opiaceos y la protección de los derechos reproductivos para las mujeres y la lucha contra el cáncer de seno.

De no haber solicitado una extensión de días adicionales para poder definir el futuro de algunos proyectos que se quedaron en el tintero, los miembros de la Legislatura regresarán a las cámaras presumiblemente la segunda semana de enero del 2017.

“La Asamblea está trabajando fuertemente en que todas las medidas que ha promovido firmemente sean aceptadas”, comentó una fuente de la cámara baja de la Legislatura, antes de que se cumpliera el tiempo para el cierre ordinario del período 2016.