Video: Muerte a balazos es transmitida en vivo por Facebook

Esta no es la manera en la que quieres morir
Video: Muerte a balazos es transmitida en vivo por Facebook
A Antonio Perkins le dispararon en la cabeza y el cuello mientras transmitía en vivo por Facebook.
Foto: (Captura video/Facebook)

Un hombre de Chicago fue muerto a balazos mientras se estaba filmando y transmitiendo en vivo por Facebook, informó la policía local.

Según las autoridades, Antonio Perkins, de 28 años, recibió disparos en la cabeza y el cuello mientras se filmaba en el sector occidental de la ciudad.

El video sigue estando disponible en Facebook y ha sido visto casi 700,000 veces.

Esta es la segunda vez en menos de tres meses que un tiroteo en Chicago es transmitido en vivo por la red social, luego de que en marzo un hombre no identificado recibiera 16 disparos mientras hacía lo mismo.

En ninguno de los dos casos se han producido arrestos.

En tiempo real

La función de “live streaming” de Facebook le permite a cualquier usuario transmitir en tiempo real.

La misma fue lanzada en 2010, pero en los últimos meses se ha vuelto un componente cada vez más importante de la estrategia de la red social.

Pero este y otros eventos, como la reciente transmisión en vivo de un suicidio a través de Periscope en Francia, están empezando a generar un debate sobre la mejor forma de regular y proteger a los jóvenes usuarios de las redes sociales.

Periscope, una aplicación muy popular de las redes sociales, ya había sido utilizado antes para hacer la crónica de contenidos inadecuados antes, incluidos delitos y violencia.

Pero en mayo pasado una chica de 19 años la utilizó para mostrar como se quitaba la vida lanzándose frente a un tren, después de denunciar que había sido violada.

Mientras que Facebook Live fue utilizado hace algunos días por el asesino de un policía francés y su compañera para urgir a sus seguidores a matar a más policías, guardianes de prisión, parlamentarios y periodistas.

Gritos y disparos

En el caso de la muerte de Perkins, el video lo muestra conversando con un grupo de gente antes de que se escuchen disparos.

Luego el teléfono parece caer en el césped, que se ve manchado de sangre. La imagen se torna oscura, pero se pueden escuchar a gente gritando y llorando.

El video sigue estando disponible en Facebook, con un mensaje de advertencia sobre lo violento de las imágenes.

Una vocera de la red social explicó que el video no viola las políticas de la compañía, que solamente remueve videos que celebran o glorifican la violencia.