EEUU arrestó a más de 34,000 inmigrantes indocumentados en frontera sur en junio

DHS reconoce que migrantes centroamericanos deben ser considerados “refugiados”, pero sólo ha aprobado 2,297 solicitudes para el reasentamiento de niños con padres en EEUU
EEUU arrestó a más de 34,000 inmigrantes indocumentados en frontera sur en junio
Foto: EFE

WASHINGTON.- El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, dijo este jueves que más de 34,000 inmigrantes indocumentados fueron arrestados el mes pasado en la frontera sur, incluyendo a 4,809 niños no acompañados, si bien reconoció que muchos migrantes centroamericanos deben ser tratados como “refugiados”.

En una declaración escrita, Johnson dio cuenta de la cifra de arrestos en la frontera sur en junio pasado lo que,  según explicó, representa un descenso en la cifra de cruces ilegales en abril y mayo pasados.

Según el desglosado, los agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron a un total de 34,463 inmigrantes indocumentados, entre éstos a 4,809 niños no acompañados y 6,633 unidades familiares.

La cifra total de arrestados representa un descenso respecto a los 38, 088 de abril y los 40,349 de mayo pasados, lo que, a juicio de Johnson, es un reflejo del declive de intentos de cruces ilegales en la frontera sur.

Las cifras de niños no acompañados arrestados en la zona en abril y mayo pasados fueron de 5,173 y 5,617, respectivamente.

Muchos son “refugiados”

Johnson, que en mayo pasado realizó su tercera visita a Centroamérica desde 2014, reconoció que las condiciones en Centroamérica obligan a muchos “a huir de la región en busca de una mejor vida en EEUU”.

“Reconocemos la necesidad de proveer un camino alternativo seguro rumbo a nuestro país, y que muchos de la región deben ser considerados como refugiados”, dijo Johnson.

En ese sentido, Johnson destacó el programa federal en marcha para procesar a niños centroamericanos que tienen padres con estatus legal en EEUU, sin que tengan que salir de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Según Johnson, hasta la fecha, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha recibido 9,216 solicitudes para el ingreso de niños no acompañados, pero sólo ha aceptado 2,297 para su reasentamiento como refugiados o permiso especial, conocido en inglés como “parole”.

No obstante, Johnson aseguró que el gobierno está ampliando otras vías alternativas hacia EEUU “para quienes califican para la protección bajo nuestras leyes de inmigración”.

Por otra parte, insistió en que la solución para frenar la inmigración ilegal desde Centroamérica es atacar de raíz las condiciones y la “crisis humanitaria” en la región, meta para la cual el Congreso aprobó este año $750 millones en ayuda a los países del “Triángulo del Norte”.

Johnson reiteró hoy que más del 99% de los inmigrantes arrestados figuran entre las nuevas prioridades de deportación delineadas en noviembre de 2014, incluyendo a un 60% con antecedentes criminales.

Aún así, la Administración Obama sigue siendo blanco de ataques de grupos que condenan su política de deportaciones,  que desde 2009 ya ha superado los dos millones de deportados.