Ecuador otra vez bajo alerta ante nuevos sismos

Gobierno suspende clases y pide calma a la población. Confirma que sectores estratégicos operan normalmente
Ecuador otra vez bajo alerta  ante nuevos sismos
En Esmeraldas y Manabí la gente pernoctó en las calles.

El Ecuador, sobre todo las poblaciones costeras amanecieron estos lunes convulsionados después de los dos sismos de mediana intensidad que se produjeron la noche del domingo.

La tierra en este país desde el terremoto de 7.8 grados de magnitud del pasado 16 de abril. Los sismos tuvieron como epicentro  en  el cantón Muisne, provincia de Esmeraldas en la misma zona del epicentro del terremoto.

Los vecinos prefirieron amanecer en los portales y aceras anttes que volver a sus viviendas.
Los vecinos prefirieron amanecer en los portales y aceras antes que volver a sus viviendas.

De acuerdo a reportes del Instituto  Geofísico de Ecuador (IGE), los dos sismos registrados ocurrieron, el primero a las 9h01 y fue de 5.9 grados de magnitud y se localizó en Muisne a 8.67 kilómetros de profundidad. El segundo se dio a las 9h11 y alcanzó 6.6 grados de magnitud y se registró cerca del anterior a unos 10 kilómetros de profundidad.

Alexandra Alvarado, directora del IGE dijo que los sismos, “siguen siendo réplicas del terremoto del 16 de abril y que algunos serán más fuertes que otros y que la evolución es normal”.

Las autoridades ecuatorianas  a través del Frente de Emergencias anoche ofrecieron una evaluación previa y ofrecieron dar esta mañana un informe pormenorizado sobre las consecuencias de los sismos.

César Navas, ministro Coordinador de Seguridad a través de una videoconferencia desde el ECU911 dio un primer balance confirmó que los sismos no dañaron los sectores estratégicos. Los aeropuertos, refinerías, poliductos, y puertos de Ecuador están operando normalmente.

Las autoridades insistieron que la población debe mantener la calma y guiarse por las informaciones oficiales.

En Esmeraldas de acuerdo a la Gobernación, la provincia se quedó sin electricidad pero el servicio fue restablecido en la madrugada de este lunes. Se reportó el cierre de algunas vías por el derrumbe de piedras y escombros. Varias personas resultaron con heridas leves que fueron ocasionadas por salir corriendo de sus viviendas.

En las provincias de Esmeraldas y Manabí afectadas mayormente por el terremoto del 16 de abril que dejó 700 muertos y unas 30,000 personas sin  hogar, la población vive en constante zozobra.  Los pobladores amanecieron hoy en las calles envueltos en sábanas, con colchones, catres y sillas.

Los movimientos de acuerdo al IGE fueron de carácter oscilatorio.

Mientras tanto, las autoridades de Ecuador dispusieron que las clases en todas las provincias implicadas en los nuevos movimientos telúricos fueran suspendidas por previsión.

Con información de los periódicos EL COMERCIO de Quito, EL UNIVERSO de Guayaquil y EL DIARIO de Portoviejo.