Plataformas demócrata y republicana, un estudio de contrastes sobre inmigración

Los republicanos apoyan el inglés como idioma oficial, un muro en la frontera, y acelerar la deportación de indocumentados criminales
Plataformas demócrata y republicana, un estudio de contrastes sobre inmigración
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- Con una dosis de la “revolución política” que pide el senador Bernie Sanders, la plataforma demócrata promueve  una reforma migratoria, mientras que la que elaboran los republicanos esta semana apoya el inglés como idioma oficial, un muro en la frontera, y el combate a los indocumentados.

Las plataformas deben ser aprobadas en el pleno de las convenciones de ambos partidos y, aunque no son vinculantes ni tienen peso legal, sirven como una “hoja de ruta” para las prioridades legislativas que los partidos prevén promover a partir de 2017.

La influencia de Sanders

La decisión de Sanders de permanecer en la contienda, pese a las presiones de la maquinaria demócrata, ha surtido efecto: la plataforma aprobada de forma preliminar el pasado fin de semana en Orlando (Florida) incorpora varias de sus ideas progresistas, incluyendo un aumento del salario mínimo a $15 la hora; la expansión del Seguro Social; más protecciones laborales en futuros acuerdos comerciales; una reforma de Wall Street; mejoras al sistema de justicia criminal, y la abolición de la pena de muerte.

En el campo migratorio, el documento incluyó, aunque con un texto descafeinado, una enmienda decididamente pro-inmigrante, al apoyar una reforma migratoria integral.

“Estableceremos un proceso afirmativo para que los trabajadores puedan denunciar violaciones laborales y solicitar acción diferida (amparo de la deportación). Trabajaremos para asegurar que todos los estadounidenses –sin importar su estatus migratorio- tengan acceso a cuidado de salud de calidad”, reza el nuevo documento.

Así incluso los indocumentados podrían tener acceso a centros de salud comunitarios, y comprar un plan médico bajo “Obamacare”.

Además, el documento apoya ampliar las oportunidades para que los “Dreamers” puedan prestar servicio militar para así ponerse en una vía acelerada hacia la ciudadanía.

Aunque la enmienda original de Sanders atacaba en concreto los programas policiales conocidos como “287g” y el “Programa de Acción Policial” (PEP), el nuevo texto solo asegura que las medidas policiales resguardan la confianza comunitaria y eviten “abusos y programas de deportación arbitrarios”.

Pese al activismo de los delegados de Sanders, éste perdió una importante batalla porque el documento respalda el acuerdo comercial Alianza Transpacífico (TPP, en inglés)  con 12 países de la cuenca del Pacífico y que, según el senador de Vermont, es nocivo para los trabajadores en EEUU.

El documento tampoco incluye la prohibición de la controvertida práctica para la extracción de petróleo, conocida como “fracking”, pero permite que los gobiernos locales y estatales pidan más regulaciones de protección ambiental.

Aunque Sanders logró que sus millones de partidarios tuvieran una voz en el proceso de la plataforma, no está claro que eso sea suficiente para  que éstos finalmente respalden en noviembre a la virtual candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

La plataforma demócrata será sometida a su ratificación durante la convención nacional del partido en el Wells Fargo Center de Filadelfia (Pensilvania) la semana del próximo 25 de julio.

Un asomo a la visión republicana

Mientras, la plataforma que desde hoy comienzan a elaborar y debatir los republicanos se hace eco de algunas de las posturas del virtual candidato presidencial republicano, Donald Trump.

Según adelantó el diario “The New York Times”,  el documento que los republicanos debatirán en los próximos dos días refleja la dura retórica de Trump en algunas partes mientras que en otras pretende ser una alternativa más acogedora para los votantes.

El borrador actual elogia al partido como uno de “oportunidades” y aunque dice alentar la herencia cultural de varios idiomas, apoya al inglés como idioma oficial de EEUU, y expresa “asco” porque, a su juicio, el presidente Barack Obama no ha hecho cumplir las leyes migratorias.

El documento no expresa apoyo a los que han sido deportados ni a una reforma migratoria sino que destaca a las víctimas que han perecido a manos de indocumentados.

“La inmigración ilegal pone en peligro a todos, explota a los contribuyentes, e insulta a quienes aspiran a entrar legalmente a EEUU”, indica el documento obtenido por The New York Times.

Como en el pasado, los republicanos insisten en la construcción de un muro en la frontera sur y una mayor vigilancia en todos los puntos de entrada, además del encarcelamiento de “extranjeros peligrosos” –usa el término “aliens”, que tiene connotaciones negativas en la comunidad inmigrante- y la “expulsión expedita” de los extranjeros criminales.

Ser miembro de una pandilla debe ser un delito deportable”, sugiere el documento.

Por otra parte, el documento defiende el matrimonio tradicional como “la unión entre un hombre y una mujer”, y valora la labor de los agentes policiales que patrullan los barrios y las fronteras, que luchan contra el crimen organizado y protegen al país de actos terroristas.

Pese a que el presidente Barack Obama también ha elogiado la labor de los agentes del orden, el documento lo acusa de “faltarles el respeto”.

La plataforma republicana será votada en el pleno de la convención en el Quickens Loan Arena en  Cleveland (Ohio), entre el 18 y 21 de julio próximos.