Tom Pérez, férreo defensor de trabajadores, en lista corta para vicepresidencia demócrata

Hillary Clinton quiere un compañero de fórmula que tenga “algo que aportar”, y en esa categoría cabe el secretario de Trabajo

WASHINGTON.- Hillary Clinton quiere un compañero de fórmula que tenga “algo que aportar”, y en esa categoría cabe el secretario de Trabajo, Tom Pérez: férreo defensor de los trabajadores, las minorías y los inmigrantes, tres grupos que la virtual candidata presidencial demócrata necesitará en noviembre próximo.

Pérez, de origen dominicano, figura en la lista corta de líderes latinos que podrían quedar en el binomio presidencial demócrata, junto al congresista demócrata por California, Xavier Becerra, y el secretario de Vivienda, Julián Castro.

Se prevé que la virtual candidata presidencial demócrata anuncie su selección tan pronto como el viernes próximo, un día después de la clausura de la convención nacional republicana en Cleveland (Ohio), confirmaron a este diario fuentes allegadas a su campaña.

En declaraciones recientes a la cadena televisiva ABC, Clinton dijo que su campaña estaría “revisando a todos los que tengan algo que aportar”, para los comicios generales del próximo 8 de noviembre.

Además, claro está, Clinton buscará a alguien que se gane su confianza, complemente su experiencia y cualidades, fortalezca los puntos flacos de la campaña, y pueda trabajar bien con ella.

Las cualidades de Pérez

En ese sentido, Pérez, de 54 años, tiene varias de las cualidades que beneficiarían al binomio demócrata: es latino, de corte progresista, con vasta experiencia política, y es un férreo defensor de los sindicatos, los trabajadores, las minorías y los inmigrantes.

El viernes pasado, Pérez exhibió todas esas cualidades durante su discurso ante la conferencia anual de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), en la que urgió la aprobación de aumento del salario mínimo y de la reforma migratoria, y atacó la retórica incendiaria de líderes republicanos.

Su discurso, enérgico y mordaz, pareció una especie de audición para el cargo de vicepresidente, según algunos observadores en el salón.

Nacido en Nueva York de inmigrantes dominicanos, Pérez ha ostentado cargos como fiscal del Departamento de Justicia, miembro del concejo del condado de Montgomery, en Maryland, y funcionario de asuntos laborales en ese estado, antes de ser nombrado como secretario de Trabajo por el presidente Barack Obama.

Egresado en leyes de las prestigiosas universidades de Brown y Harvard, Pérez, quien no se considera un “ideólogo”, se ha destacado por su enérgica defensa de los derechos civiles y, desde el Departamento del Trabajo, ha defendido también la política económica de Obama, a quien atribuye haber rescatado a EEUU de las garras de otra “Gran Depresión”, similar a la de la década de 1930.

De hecho, en los últimos tres años, Pérez se ha encargado de divulgar y promover las cifras sobre el crecimiento económico y la reducción de las tasas de desempleo –ahora en un 5%-, en unos momentos en que la economía figura entre los temas clave de la contienda presidencial.

Consultada hoy por este diario, su oficina no quiso hacer comentarios sobre el proceso de selección para la vicepresidencia demócrata, siguiendo el protocolo del gobierno.

“Típicamente referimos todas estas preguntas a la campaña (de Clinton)”, dijo la oficina.

Sin embargo, en cada foro público, incluyendo la semana pasada en LULAC, Pérez suele insistir en su creencia de crear oportunidades y “no muros”, en alusión a la propuesta del virtual candidato presidencial, Donald Trump, de construir un gigantesco muro en la frontera sur.

“Somos los Estados Unidos, no los estados divididos”, afirmó Pérez ante LULAC, destacando que la virtud y fortaleza del país deriva de su diversidad étnica y cultural.

Son valores que, con seguridad, afianzarían el apoyo de la base demócrata.

La semana pasada, Clinton participó en un acto electoral con el senador demócrata por Virginia, Tom Kaine, y también se reunió en privado en su casa con Castro, la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren, y el gobernador de Colorado, John Hickenlooper.

Clinton está recibiendo asesoramiento para la búsqueda de compañero de fórmula de su jefe de campaña, John Podesta, y del abogado James Hamilton, que en su día ayudó a Barack Obama, Al Gore y John Kerry en sus respectivas campañas electorales, entre otros asesores.