Jhonatan Sánchez, el barbero paisa de Chicago que convierte las cabelleras en obras de arte

Sánchez montó su propia barbería y aspira a seguir dibujando y mostrar sus obras en un museo o una galería
Jhonatan Sánchez, el barbero paisa de Chicago que convierte las cabelleras en obras de arte
El barbero paisa, Jhonatan Sánchez, ha combinado su pasión por el arte con su destreza con las tijeras y navaja, y además de abrir su propia barbería, quiere mostrar sus obras en un museo.

WASHINGTON.- Un pésimo corte de pelo que le dio su padre hace unos años ahora ha catapultado a la fama a Jhonatan Sánchez, un joven barbero paisa del área de Chicago (Illinois) que, con tijeras en mano, convierte las cabelleras en verdaderas obras de arte en relieve.

En entrevista telefónica con este diario, Sánchez, de 25 años, explicó que su pasión por el arte en realidad comenzó “desde chiquito” en Medellín (Colombia), cuando pasaba horas y horas con papel y lápices de color frente a un escritorio.

A los 13 años, recordó, su padre le dio un pésimo corte de pelo y,  para no pasar más vergüenzas,  aprendió a cortarse él mismo su cabello. Sacó su licencia de barbero hace tres años.

“No sabía cómo cortarme el pelo, pero lo intenté porque iba mucho a los salones y siempre me trasquilaban. Un día también mi papá me trasquiló y ese día ya no dejé que nadie me cortara el cabello… allí empezó todo”, dijo entre risas Sánchez, quien emigró a EEUU a los cuatro años de edad.

El día que su papá lo "trasquiló" fue el día que marcó el inicio del futuro del colombiano Jhonatan Sánchez como barbero-artista. Foto: suministrada
El día que su papá lo “trasquiló” fue el día que marcó el inicio del futuro del colombiano Jhonatan Sánchez como barbero-artista. Foto: suministrada

No tardó en trasladar su amor al arte y su talento a las cabelleras de amigos y compañeros que comenzaron a hacer cola en el sótano o baño de su casa, aunque tuviesen que pasar horas sentados en una silla para lucir su nuevo “look” en tres dimensiones.

A la luz de una lámpara que su padre le compró, Sánchez dio rienda suelta a su creatividad y, aunque tuvo un breve desvío hacia una escuela vocacional para pintar vehículos, descubrió que su futuro “estaba en las tijeras, la navaja y la máquina de afeitar”.

Desde octubre de 2015,  en su propia barbería, “Modern Grooming Barbershop”,  Sánchez hace cortes de pelo transformados en retratos de artistas, dibujos animados, súper héroes y celebridades del mundo de los deportes, de la pantalla chica y del cine.

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}

Imágenes de las obras de arte en tres dimensiones que realiza el barbero paisa, Jhonatan Sánchez, en un suburbio de Chicago.

Duran poco tiempo pero eso no le importa mucho: Sánchez tiene una extensa colección de fotografías de su novedoso arte, y su fama ha corrido de boca en boca en Chicago, y en el mundo a través de las redes sociales.

Invitación a Obama

Sánchez asegura que, por supuesto,  no rechazaría la oportunidad de cortarle el pelo al presidente Barack Obama, o a cualquier famoso que se presente a su puerta “algún día”.

“Si se dejaría (Obama), le haría el diseño que él quisiera“,  bromeó Sánchez, aunque ya en serio dijo que una de sus metas es hacer que crezca más su negocio.

Otros sueños

Sánchez se siente satisfecho con la profesión que escogió en la vida y con el amplio apoyo que recibe de su familia, si bien ser dueño de un negocio es radicalmente distinto a ser sólo un empleado,  porque “asumes una responsabilidad mayor, y requiere sacrificios”.

“Todo cambió, hay que conseguir y atender bien a los clientes, respetar los horarios. Pasó muchas horas trabajando, el principio es muy difícil, porque a veces solo se come una vez al día”, señaló.

Su talento también lo deja plasmado en obras realizadas con sal, aunque confesó que aún no ha descubierto qué fijador usar para preservarlas y que queden de forma permanente en el papel.

IMG_3705

Ahora que ya tiene su barbería, Sánchez sigue mimando su amor al arte durante su escaso tiempo libre, y sueña con colgar sus obras en un museo o una galería.

“Sueño que me reconozcan como un artista, que puedo hacer arte con cualquier cosa, no solamente el cabello. Presenté mis trabajos cuando estuve en secundaria, pero sería feliz si los pudiera llevar a un museo de arte”, puntualizó Sánchez.

FullSizeRender IMG_3017 IMG_3096 IMG_3100