Liberan a dos hispanos exonerados de cargos tras pasar 23 años en prisión en Chicago

Los puertorriqueños José Montañez, de 49 años, y Armando Serrano, de 44 años, abandonaron este miércoles el Centro Correccional Danville
Liberan a dos hispanos exonerados de cargos tras pasar 23 años en prisión en Chicago
Jose Montanez y Armando Serrano fueron exonerados de cargos tras pasar 23 años en prisión por un crimen que no cometieron.
Foto: Illinois Department of Corrections

Dos hombres hispanos que fueron exonerados de cargos criminales en su contra son liberados hoy de una prisión de Illinois tras pasar 23 años encarcelados y cumpliendo una condena por homicidio.

Los puertorriqueños José Montañez, de 49 años, y Armando Serrano, de 44 años, abandonaron este miércoles 20 de julio el Centro Correccional Danville, luego de que el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, pidiera que ambos casos fueran revisados.

De acuerdo al Proyecto de Exoneración de la Universidad de Chicago, que también hizo una solicitud en esa línea, a los hispanos se les condenó por la muerte de Rodrigo Vargas a 55 años de prisión en el año 1993.

El proyecto del centro universitario señaló en un comunicado que desde el principio nunca se llegó a encontrar evidencia contundente contra los hombres, quienes jamás confesaron ser los autores del asesinato ocurrido en el barrio de Humboldt Park.

Un punto central en la exoneración de los sentenciados fue que, según señalaron otros acusados, fueron inculpados por el detective Reynaldo Guevara, quien como en éste figuró en otros dos casos desestimados por falta de pruebas.

“Este fue un caso de burla de la justicia iniciada por un solo hombre, Guevara”, dijo el abogado de Montañez, Russell Ainsworth, quien forma parte del Proyecto de Exoneración.

La organización cívica Better Government Association reportó en 2015 que la ciudad de Chicago pagó cerca de $20 millones para revisar, litigar y compensar a las víctimas de los casos en los que el agente Guevara incurrió en mala conducta.

Según el grupo, este caso la única evidencia contra Montañez y Serrano fue fabricada por Guevara cuando el detective le dio una historia falsa a Francisco Vicente, un hombre adicto a la heroína, para que implicara a estos dos hombres.

“Este no fue ningún error, el detective Guevara incriminó a estos hombres inocentes”, declaró Ainsworth, quien recordó que aún quedan decenas de casos de encarcelados pendientes de revisión debido a que han sido implicados por Guevara de manera falsa.