Tribunal exige cambios a ley electoral de Texas que discrimina a votantes hispanos

Grupos cívicos hispanos celebran fallo como  una importante victoria para el derecho al voto de las minorías
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tribunal exige cambios a ley electoral de Texas que discrimina a votantes hispanos
Las leyes electorales de Texas restringían el voto de minorías.
Foto: EFE

WASHINGTON.- El Quinto Circuito de Apelaciones determinó que una ley electoral de Texas de 2011 discrimina a los votantes latinos y afroamericanos y debe ser modificada antes de los comicios de noviembre próximo, lo que supone una “histórica” y rotunda victoria para grupos cívicos hispanos.

En su dictamen de 9-6 emitido ayer miércoles, el tribunal federal de Nueva Orleans (Louisiana), uno de los más conservadores de EEUU, determinó que la ley electoral de Texas, que impone severos requisitos sobre el uso de cédulas de identidad con fotografía, es anticonstitucional y viola el “Act de Derecho al Voto” de 1965 (VRA, en inglés).

“La corte de distrito tiene que asegurar que cualquier medida correctiva que se adopte mejore el efecto discriminatorio de la  ley, a la vez que respeta el objetivo manifiesto de la ley para resguardar la integridad de las elecciones mediante tipos de identificación de votantes más seguros”, indicó el fallo.

En concreto, el tribunal reafirmó una decisión de 2014 de la juez federal Nelva Gonzáles Ramos, quien había advertido de que la ley electoral de Texas dificultaba el derecho al voto de las minorías.

La ley electoral de Texas restringía el acceso de minorías al voto. Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión

El año pasado, un panel de tres jueces del mismo tribunal de apelaciones ya había reafirmado la decisión de la jueza Gonzáles Ramos pero permitió que la ley continuara en vigor mientras el estado de Texas apelaba el dictamen ante todos los 15 jueces del Quinto Circuito de Apelaciones.

El estado dijo que está “evaluando todas las opciones”, incluyendo si llevará el caso ante el Tribunal Supremo.  El fiscal general de Texas, Ken Paxton, lamentó el fallo al insistir en un comunicado en que el único objetivo de la ley es “prevenir el fraude” en las urnas.

La ley electoral en cuestión, aprobada por una legislatura republicana y adoptada en 2013,  sólo acepta como cédula de identidad para votar documentos como licencias de conducir, pasaporte, carné militar e incluso las licencias para portar armas, entre otros tipos de cédulas expedidas por el gobierno.

Para votar se debe presentar algún tipo de identificación oficial como parte de la ley Voter ID.
Para votar se debe presentar algún tipo de identificación oficial como parte de la ley Voter ID. Foto: Archivo/Impremedia

Se calcula que alrededor de 608,000 tejanos, buena parte de ellos afroamericanos o latinos, carecen del tipo de cédula de identidad con fotografía que exige la ley en vigor.

La fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, aplaudió que el tribunal federal ahora exija a las autoridades de Texas medidas correctivas antes de los comicios del próximo 8 de noviembre.

El fallo es una incuestionable victoria para grupos cívicos hispanos como la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) y MALDEF, que desde siempre han criticado la ley de Texas.

LULAC, de hecho, encabezó la demanda contra la ley de Texas junto con el congresista Marc Veasey y otros, en el caso conocido como “Veasey v. Abbott”.

El presidente nacional de LULAC, Roger C. Rocha, dijo en un comunicado que la ley de Texas es “discriminatoria” y, sin duda, “un ataque al derecho al voto de las minorías”.

La decisión del Quinto Circuito de Apelaciones “es una victoria histórica para votantes de minorías en todo Texas… el fallo es un primer paso importante para sanar las heridas” de la marginación de los votantes, dijo Rocha.

IMPORT01_311069886_EP_-1_1

Para los activistas, la ley de Texas evocó memorias del tiempo en la historia de EEUU en que se privaba a las minorías de su derecho constitucional al voto a través de severas medidas, como pruebas de alfabetización y el pago de impuestos en las urnas.

Rocha prometió que LULAC seguirá luchando contra barreras legales que buscan frenar el derecho al voto de la comunidad latina.

En declaraciones a este diario, el presidente y abogado general de MALDEF, Tom Sáenz, dijo hoy que el fallo del Quinto Circuito de Apelaciones “elimina un importante obstáculo para la participación de todos los votantes inscritos en Texas para la elección crítica en noviembre”.

“Aunque el estado casi con seguridad buscará una revisión del Tribunal Supremo, creemos que las conclusiones de cuatro tribunales distintos demuestran que no hay razón defensible para que Texas haya restringido aún más el acceso a las urnas, si no es para limitar y frenar el voto de las comunidades pobres y minoritarias”, afirmó Sáenz.

//platform.twitter.com/widgets.js

MALDEF formó parte de otra demanda contra la sección 5 del “VRA”, que en efecto logró bloquear la ley electoral de Texas en 2012.

Sin embargo, un fallo del Tribunal Supremo en 2013, en el caso conocido como “Shelby County v. Holder”, levantó ese bloqueo al neutralizar la sección 5 del “VRA”, que exigía a Texas y otros estados obtener permiso del gobierno federal antes de hacer cambios a sus procesos electorales.

La máxima corte del país prevé emitir fallos en 2017 sobre diversas leyes estatales que, como la de Texas, imponen restricciones y, según activistas, diluyen el derecho al voto de las minorías.

En ese sentido, tanto los activistas como líderes demócratas del Congreso renovaron hoy su llamado para que el Legislativo apruebe una nueva “Acta del Derecho al Voto” con más protecciones para los votantes.

//platform.twitter.com/widgets.js