Fabián Ríos dice que Albeiro, de ‘Sin Senos Sí hay Paraíso’, es un milagro de Dios

Mira por qué dice que tiene que agradecer de rodillas todos los días
Fabián Ríos dice que Albeiro, de ‘Sin Senos Sí hay Paraíso’, es un milagro de Dios
Dice que Dios le hizo el milagro.
Foto: Cortesía Latin iconos

Fabián Ríos está de regreso con el personaje que cambió el rumbo de su carrera, Albeiro, quien conquistó el corazón del público hace 8 años en Sin Senos No Hay Paraíso’. A dos semanas del estreno de la segunda parte, ‘Sin Senos Sí Hay Paraíso’, a las 9/8 PM Centro por la pantalla de Telemundo, el actor colombiano confiesa que lo que le está pasando para él es un milagro de Dios.

En exclusiva hablamos con Ríos en medio de sus grabaciones en Colombia, y te sorprenderá lo que nos confiesa.

Pregunta: ¿Te esperabas que ‘Sin Senos Sí Hay Paraíso’, siendo la segunda parte de una telenovela que fue un fenómeno mundial, alcanzaría este éxito en tan solo dos semanas?

Fabián Ríos: Lo voy a confesar, hace 8 años ‘Sin Senos No Hay Paraíso’ tuvo mucho éxito en todo el mundo, fue una historia que a todos nos cambió la vida… Cuando Dios me puso este personaje en mi vida hizo un milagro maravilloso, por medio de éste abrí un mercado en todo el mundo: en Estados Unidos, en Latinoamérica, en Europa, en África… Pero jamás me imaginé que en una segunda temporada del mismo proyecto, y con el mismo personaje pudiera tener el mismo éxito que está teniendo en este momento, y te aseguro que va a tener más porque la gente está totalmente enamorada y solamente se ha lanzado en Estados Unidos, yo no me imagino cuando se lance en todo el mundo. Me siento bendecido de poder volver a interpretar este personaje, y al haberle hecho caso al llamado que Dios me hizo hace un año cuando dije que sí, creo que no me equivoqué, y de alguna manera estar montado en este éxito es para darle gracias a Dios de rodillas todos los días de mi vida, porque siempre dicen que las segundas partes no funciona, y mucho menos después de haber ocurrido el éxito hace 8 años y que vuelva a suceder tiene un nombre, y se llama Dios.

P: Cuando te propusieron volver en esta segunda parte, ¿lo dudaste?

FR: Yo nunca lo dudé, lo que pasa es que estadísticamente este fenómeno no pasa para todos los seres humanos era algo imposible, todos nosotros, el público, los ejecutivos no imaginaron que una historia iba a dar este éxito, pero yo nunca dudé. A mí me dijeron que había la posibilidad de volver a hacer ‘Sin Senos…’ y yo interpretar a Albeiro, simplemente dije que sí sin importar las consecuencias, hoy en día son favorables para mí, pero si no lo hubiesen sido estaría dando gracias porque es un personaje inolvidable, es mi milagro.

 

Sin Senos Sí Hay Paraíso
Sin Senos Sí Hay Paraíso

P: Tu personaje es el mismo, pero ya tienes una hija de 15 años en la historia, ¿cómo has trabajado la evolución?

FR: La trabajé desde la vanidad porque iba a interpretar el padre de un hija adolescente, por mi edad era casi imposible. Cuando Albeiro salió hace 8 años era un tipo totalmente atractivo, bien vestido, bien cortado, su cara bien, y en esta decidí hacer todo lo contrario, la construcción de Albeiro fue desde la tristeza, desde el sufrimiento, llevaba todos estos años sufriendo por tantos golpes de la vida, por su novia, por las muertes, la vida sencilla que ha llevado, hoy es como se va viendo en pantalla, su evolución fue más exterior que interior, él lo único que quiere es proteger a su familia de todo el peligro.

P: En esta segunda parte están muchos de los actores de la anterior, algunos nuevos y otros cambios, como La Diabla que ahora lo interpreta otra actriz, ¿cómo se han adaptado?

FR: Siempre he pensado que cuando hay grandes actores los cambios no se notan, la actriz que interpreta a La Diabla se esta ganando poco a poco a la gente, y lo mismo los otros personajes. No hay personajes pequeños y grandes, sino actores incapaces y a la hora de actuar con La Diabla la verdad no me acuerdo si es o no la misma actriz, simplemente le creo lo que me dice y las escenas fluyen.