Clinton: “hay un dolor real” por una economía que marginó a muchos votantes

La candidata presidencial afirmó que hay un  “racismo sistémico” que impide el avance de las minorías, y prometió apoyarlas, al tiempo que pidió la ayuda de los medios y los votantes para derrotar a Trump
Clinton: “hay un dolor real” por una economía que marginó a muchos votantes
Hillary Clinton prometió una reforma migratoria y medidas para el avance de minorías. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON.- En busca de afianzar el apoyo de una vasta coalición de votantes minoritarios, la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, reconoció este viernes que su rival republicano, Donald Trump, está apelando a las inseguridades económicas de los votantes, y prometió luchar por el avance de las minorías a través de una fuerte infusión de fondos para la creación de empleos.

Durante una convención conjunta de grupos de periodistas afroamericanos y latinos en Washington -su primer rueda de prensa con periodistas minoritarios este año-, Clinton indicó que si bien Trump ha despertado los “impulsos más feos” de la sociedad, su mensaje cala en parte del electorado.

“Tenemos que reconocer que, desde luego, parte de su atractivo es xenófobo, racista, misógino y ofensivo, tenemos que reconocer eso. Pero no perdamos de vista el dolor real que muchos estadounidenses están sintiendo porque la economía los dejó de lado”, dijo Clinton ante unos 1,500 periodistas.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Es que el mensaje populista de Trump ha encontrado eco en un sector del electorado, en particular de los hombres blancos, que no se han adaptado –o no quieren aceptar- los cambios demográficos del país, además de expresar frustración por la marcha de la economía.

Por ello, Clinton precisó que su agenda se centra en tres pilares:  más oportunidades económicas, la protección de la seguridad nacional, y la unidad del país.

En ese sentido, dijo que la lucha por mejorar las condiciones de vida de los afroamericanos y  los latinos -las dos principales minorías en EEUU- y ayudarles a generar riqueza, “es parte de la larga y continua lucha por los derechos civiles”.

Clinton inició el foro con un breve discurso y posteriormente contestó preguntas de las dos moderadoras y varias de la audiencia, que abarcaron temas como el problema de confianza de algunos votantes; el escándalo por el uso de un servidor personal para sus correos electrónicos, y los retos para cimentar el apoyo de los hispanos.

La exsecretaria de Estado renovó su promesa de que, en los primeros 100 días de su gobierno, presentará un proyecto de para la reforma migratoria integral, y otro para la creación de empleos bien remunerados.

Por otra parte, aseguró que no da por sentado el voto hispano y luchará por cada uno de los votos en la contienda, a la vez que destacó su larga trayectoria en defensa de los niños, las familias y los trabajadores.

Aunque aseguró que ve un panorama político “cada vez más favorable”, Clinton también instó a los hispanos a que salgan a votar para reconfigurar el Congreso y así aumentar las posibilidades de lograr la reforma migratoria con un Senado bajo control demócrata.

“Tenemos que rechazar y combatir el llamado al tipo de intolerancia” que promueve la campaña de Trump, dijo Clinton.

Así como Trump apuesta por ganar la presidencia movilizando el voto de los hombres blancos,  también Clinton tiene el reto de movilizar el voto de las minorías para ganar en noviembre, según observadores.

La ausencia de Trump

En el pasado, las asociaciones de periodistas afroamericanos y latinos, respectivamente, han contado con la presencia de otros candidatos o presidentes en funciones, incluyendo al  presidente Barack Obama, Bill Clinton, George W. Bush, Bob Dole y el entonces vicepresidente Al Gore.

Trump, quien intenta acaparar una gran atención mediática, rechazó la invitación al encuentro anual de periodistas, lo que, para Sonia Meléndez Reyes, del grupo progresista “Emily’s List”, es otro ejemplo de su desdén de las minorías.

Los votantes “merecen respuestas” de Trump respecto a sus recientes ataques contra una familia (militar) de Estrella Dorada, su defensa del acoso sexual en los sitios de empleo, y su plan para la seguridad del país, dijo Meléndez Reyes.

“El plan de Trump para construir un muro, prohibir la entrada de musulmanes, y arruinar nuestra economía son verdaderas preocupaciones, lo que podría explicar por qué el apoyo de Trump entre los latinos es de apenas el 24%, y de un uno por ciento entre  los votantes afroamericanos”, aseguró la activista.

La aparición de Clinton en el encuentro en Washington puso colofón a una semana en la que ha surgido en las encuestas nacionales, y en algunas ha superado a Trump.

Según un promedio de encuestas nacionales de “Real Clear Politics”, Clinton ahora tiene una ventaja de 6,7 puntos. Las encuestas más recientes, encargadas por NBC News, Fox News y McClatchy, le dan una ventaja de 9, 10 y 15 puntos, respectivamente.

Su mayor puntazo esta semana fue el martes pasado, cuando Meg Whitman, una donante del Partido Republicana y excandidata para gobernadora de California, dijo que apoyará política y financieramente a Clinton en vez de Trump.

Whitman, presidenta de la empresa Hewlett Packard, explicó que su deserción se debe a que, a su juicio, la “demagogia” de Trump ha minado el tejido social de EEUU.

Otros legisladores republicanos también han rechazado a Trump, temerosos de que éste puede hundir su propia reelección el próximo 8 de noviembre.