Discordia por construcción de Sherman Plaza en el Alto Manhattan

Este martes el Concejo deberá decidir si autoriza una rezonificación para levantar la torre de 15 pisos que amenaza con encarecer los precios y las rentas de la zona
Discordia por construcción de Sherman Plaza en el Alto Manhattan
María Toledo, residente de Washington Heights. Mariela Lombard / El Diario NY

Sherman Plaza, un complejo residencial ubicado en la Broadway, cerca de la calle 207 en el Alto Manhattan, que pretende construir más de 370 apartamentos, se ha convertido en la manzana de la discordia. Y es que faltando unas horas para que el Concejo decida sobre su futuro, los residentes del sector sienten que el proyecto es una amenaza directa para las familias pobres que viven allí.

Así lo siente la dominicana María Toledo, quien vive en Washington Heights hace 27 años, y quien no duda que de ser aprobado un plan de rezonificación que daría vía libre al proyecto, a largo plazo los va a perjudicar.

“El problema no es solamente que haya pocos apartamentos ahí que la gente pueda pagar sino que eso hace que el barrio se ponga más caro”, comentó. “Eso seguro va a atraer a los que pueden pagar 3,000 y 4,000 dólares, pero y nosotros qué. Vamos a seguir viviendo con sitios viejos llenos de ratas”.

Precisamente como una manera de pedirle al Concejal de la zona, Ydanis Rodríguez que defienda los derechos de sus votantes, activistas de la campaña “Northern Manhattan is not for Sale”, realizaron una protesta frente a las oficinas del líder político, donde manifestaron que darle vía a ese proyecto es un salto al vacío.

“Eso permitiría que los desarrolladores urbanísticos contruyan una torre de 15 pisos en medio de un vecindario latino de clase trabajadora de edificios de seis pisos, aumentando las rentas, aumentando los precios y desplazando a la gente”, aseguró a través de un comunicado una vocera de la campaña. “Es una amenaza a la última área asequible de Manhattan para la clase trabajora que queda”.

Y aunque muchos residentes consideran que Ydanis podría intervenir para defender sus intereses, el costarricense Clifor Anglin aseguró que pensar en que el complejo no se construirá es muy ingenuo y que su representante político no podrá hacer mucho por evitarlo.

“Él es bueno y ayuda mucho a la gente pero cuando toman una decisión como esa grupos más fuertes, él no puede hacer nada”, dijo sobre Rodríguez, quien afirmó que se ha manejado información errada sobre su postura ante el proyecto y dejó claro que solo apoyará una decisión que tome en cuenta a su gente.

“Yo he dicho desde el inicio de estas conversaciones que cualquier proyecto que venga a mi escritorio debe tener beneficios sustanciales para la comunidad para que reciba mi apoyo ante el Consejo. Debe ser 50% asequible, tener un espacio amplio para la comunidad cultural y las organizaciones sin ánimo de lucro y debe apoyar a nuestros pequeños negocios”, dijo. “En mis 7 años como miembro del Concejo no he aprobado un solo cambio de zonificación, de muchos que han venido a mi escritorio, porque ninguno ha cumplido con ese estándar alto”.

Actualmente el proyecto tiene destinado que el 20% de las unidades de vivienda que se construyan allí estarán disponibles para familias que estén por debajo del ingreso promedio de Washington Heights e Inwood, es decir $37,000. Se espera que el otro 30% sea para familias de bajos recursos.

“De Blasio dijo que en los edificios que se iban a construir de ahora en adelante iba a haber muchos cupos pa nosotros los pobres. Lo único que le pedimos a él es que nos cumpla y a Ydanis que no vaya a echar pa’tras”, comentó el colombiano José Zamora.