Vecinos de El Barrio protestan por viviendas para pobres

Convocan manifestación para exigir que un nuevo desarrollo urbanístico en la calle 111 tenga al menos el 40% de apartamentos asequibles
Sigue a El Diario NY en Facebook
Vecinos de El Barrio protestan por viviendas para pobres
Altagracia de Jesus y Leonardo Santiago. Nuevo desarrollo en el antiguo parque de beisbol en las calles 112 y 111 entre las Avenidas Park y Madison donde la ciudad piensa edificar en vez de reparar el parque. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY

Arlene Falco camina todos los días por la calle 111 entre avenidas Madison y Park para llegar a su casa, y desde hace tres meses notó que un enorme terreno de una manzana entera, de más de 76,000 pies cuadrados, donde los niños del sector jugaban béisbol, está cerrado.

La madre puertorriqueña, quien ha sido residente de East Harlem la mayor parte de su vida, sabe que allí la administración del alcalde Bill de Blasio quiere levantar un complejo de viviendas, lo que la mantiene muy preocupada.

Ella no solo teme que la construcción le quite a los pequeños del vecindario un lugar importante para jugar y recrearse, sino que además los apartamentos que se van a construir en esas calles sean solo para gente con dinero.

“Yo soy mamá y me gustaría que ahí en una parte hicieran un parque para nuestros niños y que en la otra hicieran apartamentos, pero para los pobres de East Harlem, no para gente que tiene dinero”, aseguró Falco, mientras caminaba con su hijo por la calle 112.

La preocupación de la puertorriqueña es compartida por muchos vecinos del sector, y por ello este miércoles a las 3:00 p.m. realizarán una protesta en las inmediaciones del terreno exigiendo cambios.

Daisy González, activista de la organización Community Voices Heard, aseguró que la propuesta original de la Ciudad no garantiza plenamente que los habitantes pobres de la zona se beneficien, ya que se darían varios apartamentos a personas con ingresos entre $40,000 y $70,000 anuales. Por ello, la activista pidió que la administración De Blasio se comprometa a hacer cambios al plan original en pro de los más necesitados.

“Ese es un terreno público y la Ciudad está tomando pasos para venderlo, y queremos decir que debería servir para darle vivienda a la gente pobre de El Barrio. Aquí el 37% de familias residentes ganan $23,000 al año, y están en la categoría de extrema pobreza. Por eso exigimos que el 40% de lo que se construya ahí sea para ellos y que en los trabajos que ese lugar genere también se dé prioridad a los que viven aquí”, enfatizó González.

La Ciudad se defiende

Pero la Ciudad insiste en que el nuevo desarrollo urbanístico, con el que se espera construir por lo menos 400 unidades de vivienda, en un ambiente ecológico donde se respetarán los jardines y una zona de juego y recreación para los niños, será totalmente asequible y tendrá en cuenta a personas pobres y de medianos ingresos.

Este proyecto va a ser 100% asequible y proveerá vivienda asequible a una gama de niveles de ingresos que satisfagan las necesidades económicas de la comunidad y a otros objetivos de equidad de vivienda, mediante la promoción de vecindarios diversos”, aseguró Melissa Grace, vocera del Departmento de Preservación de Vivienda y Desarrollo de la Ciudad, quien recalcó que el proyecto tiene requerimientos que benefician a los residentes de East Harlem.

“El desarrollo urbanístico debe incluir servicios comunitarios y comerciales de calidad, así como un espacio abierto requerido y otros servicios para mejorar la calidad de vida, la salud, la seguridad y la vida activa en el vecindario”, dijo. “Se dará preferencia a los proyectos que incluyan una proporción significativa de las unidades que sirvan a los hogares de bajos y muy bajos ingresos”.

Y vecinos como el dominicano Leonardo Santiago, esperan que la Ciudad cumpla esa promesa. El hombre se sumó a la petición de Community Voices Heard, afirmando que en los últimos años los desarrollos urbanísticos han generado un desplazamiento enorme de los más pobres de esa área y no pueden permitir que esta vez ocurra lo mismo.

“Me asusta un poco ese proyecto, pero creo que es importante que la Ciudad garantice que esas casas nuevas van a ser para los pobres y no solo para los blanquitos que se han venido moviendo para acá y que sin querer han ido sacando a la gente sin recursos”, dijo Santiago. “Las rentas acá están imposibles. Antes era barato, pero ahora son más de 2,000 dólares por un apartamento chiquito y así no vamos a poder seguir viviendo aquí”.

Y aunque uno de los temores de los residentes del vecindario es que los menores no tengan dónde jugar pelota, la Ciudad se comprometió a que durante la temporada de béisbol del 2017 los jóvenes podrán usar el terreno para practicar y en el 2018 el Departamento de Parques manejará un espacio allí para ellos.

Datos del proyecto

  • En el lugar, ubicado entre las calles 111 y 112 Este, entre las avenidas Madison y Park, se quieren construir 400 apartamentos.
  • Según la Ciudad en la manzana entera se pretende levantar un desarrollo urbanístico de vivienda 100% asequible para personas de ingresos mixtos.
  • En el lugar se garantizaría que una cantidad significativa de familias de tres miembros (aun no anunciada) que ganen menos de $24,000 anuales puedan vivir allí también.
  • El terreno cuenta con 76,500 pies cuadrados.
  • El complejo de vivienda sería ecológico.
  • Asimismo tendría espacios comunitarios y de negocios pequeños.
  • El plan contará con jardines comunitarios.
  • Para decidir sobre el uso de esos terrenos, se creó un grupo de talleres de visión comunitaria con residentes de East Harlem.
  • El plan requiere que las unidades de vivienda sean construidas bajo la categoría de casas pasivas para ahorrar energía hasta en un 75%.
  • El proyecto forma parte del plan del Alcalde de crear y preservar 200,000 unidades de vivienda asequible en 10 años para personas de bajos y medianos ingresos.
  • Se espera que a finales del 2017 se anuncie oficialmente quiénes serán los desarrolladores urbanísticos que manejen la construcción, al igual que los diseños finales del proyecto.

 

Alrededor de la web