Dejen de jugar con nuestro medio ambiente

La Junta Distrital para la Administración de la Calidad del Medio Ambiente en el Sur de California no representa adecuadamente a sus electores
Sigue a El Diario NY en Facebook
Dejen de jugar con nuestro medio ambiente
La calidad del aire en Los Ángeles ha empeorado.

Los maquinadores republicanos están jugando con el medio ambiente del Sur de California. Después de obtener la mayoría de los puestos en la Junta Distrital para la Administración de la Calidad del Medio Ambiente (SCAQMD) el pasado noviembre, ellos de inmediato se pusieron a trabajar para socavar 30 años de progreso bipartidista.

Empezaron por adoptar regulaciones substancialmente debilitadas para los que contaminan –escritas por aquellos mismos que contaminan—lo que provocó una demanda federal y severas reprimendas por parte de los reguladores estatales y federales de la calidad atmosférica. Luego, despidieron a quien por mucho tiempo fue su director ejecutivo y lo reemplazaron con un exasesor de la industria de combustibles fósiles.

La Junta ahora está encaminando un plan de administración de calidad medio ambiental, que se apoya casi por completo en incentivos, y depende en miles de millones de dólares en fondos federales que nunca se materializarán. No es un plan para reducir la contaminación; es una broma pesada, y viene a expensas de la salud de nuestros hijos.

Miles de residentes van a las salas de urgencia cada año, como resultado de la mala calidad atmosférica, y los altos niveles de contaminación también pueden acortar la duración de la vida de los más vulnerables. De hecho, una investigación reciente estima que más de 2,100 residentes del Sur de California mueren antes de lo debido cada año, como resultado de nuestro aire contaminado.

El SCAQMD ha perdido su senda. No está sosteniendo su misión, y no representan la voluntad de sus electores, en especial los que llevan el peso del problema en las comunidades pobres donde residen las minorías. Casi la totalidad de los trece miembros actuales viven en zonas que gozan de una atmósfera limpia durante todo el año. Y a pesar del hecho de que tres quintas partes de la población de la región son personas latinas – muchas de las cuales se ven desproporcionadamente afectadas por la contaminación – no hay un solo miembro de la junta que sea latino.

Por eso presenté la medida SB 1387. La adición a la junta SCAQMD de nuevos miembros a favor de la justicia ambiental, dará a las comunidades más vulnerables un lugar en la mesa y obligará a la agencia a tomar en serio la descontaminación de nuestra atmósfera.

El senador Kevin de León representa al Distrito 24 de California y es el primer latino elegido presidente del Senado de California