EEUU condena ataque y alerta a sus ciudadanos no viajar a Afganistán

El gobierno de Washington investiga si algún estadounidense se encuentra entre las víctimas
EEUU condena ataque y alerta a sus ciudadanos no viajar a Afganistán
El ataque dejó al menos dos muertos y 12 heridos.

Estados Unidos condenó el atentado contra la Universidad Americana en Kabul “en los términos más fuertes posibles” y aseguró que “un ataque a una universidad es un ataque al futuro de Afganistán”.

Un grupo de supuestos insurgentes atacó hoy la Universidad Americana de Afganistán en Kabul, donde se escuchó una explosión y se produjo un tiroteo que han causado al menos dos muertos y doce heridos, informaron a Efe fuentes de la Policía afgana.

Nuestra embajada en Kabul, así como nuestros homólogos de la misión de apoyo de la OTAN, siguen de cerca la situación que está sucediendo. Entendemos que esta situación está en curso”, advirtió la directora de comunicación del Departamento de Estado, Elizabeth Trudeau.

“Estamos en el proceso de dar cuenta de todo al jefe de personal de la misión y trabajando para localizar y asistir a cualquier ciudadano de Estados Unidos afectado por estos ataques”, agregó.

Trudeau aseguró que la embajada estadounidense en Kabul ha emitido un mensaje de advertencia de seguridad a los ciudadanos de Estados Unidos sobre el ataque y aconsejó evitar la zona hasta nuevo aviso.

“Nuestra advertencia de viaje para Afganistán recomienda a los ciudadanos estadounidenses no viajar a Afganistán a causa de la continua inestabilidad y las amenazas de ataques terroristas contra ciudadanos estadounidenses”, recordó la portavoz.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, indicó en su rueda de prensa diaria que aún hay fuerzas afganas sobre el terreno, en los alrededores del centro educativo, pero aseguró que se ha puesto fin al tiroteo.

Earnest agregó que Estados Unidos ha ofrecido su colaboración a las autoridades afganas para manejar la situación.

El ataque, en el que al menos han fallecido dos personas, se produce después de que a comienzos de mes un grupo de hombres armados no identificados secuestrara en Kabul a dos profesores, uno estadounidense y otro australiano, que trabajan en la Universidad Americana de Afganistán.

El secuestro tuvo lugar el pasado día 7 cerca de este centro privado de educación superior, cuando los profesores viajaban en un vehículo de la universidad de camino a su residencia.

Afganistán vive un incremento de la violencia que ha hecho escalar este año las víctimas civiles a cifras récord desde que comenzaron a ser contabilizadas en 2009.