Reprochan a Mark-Viverito por bloquear ley de control policial

Familias de muertos a manos de oficiales acusan a la presidenta del Concejo de evitar la votación la Ley de Derecho a Saber
Sigue a El Diario NY en Facebook
Reprochan a Mark-Viverito por bloquear ley de control policial
Margarita Rosario, madre de Anthony Rosario y tía de Hilton Vega, quienes perdieron la vida en 1995.

La presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, se convirtió en blanco de duras críticas por parte de las familias de 18 neoyorquinos que han muerto a manos de oficiales de la policía de Nueva York (NYPD) en los últimos 20 años.

Un total de 19 familiares, entre ellos varios hispanos, le enviaron una carta a la presidenta del Concejo reprochado la manera como bloqueó la votación de la ley conocida como “Right to Know Act” (El Derecho a Saber), una medida que exigía que los policías se identificaran ante los sospechosos y les informaran las razones por las cuales estaban siendo parando y su derecho a rechazar su registro.

Entre los firmantes de la carta están Iris Báez, madre de Anthony Báez muerto en 1994, Joshua López, sobrino de John Collado muerto en el 2011, Carmen Iris Morales, madre de Hilton Vega muerto en 1995, Olga Negrón, madre de Iman Morales muerto en el 2008) y Nancy Pacheco, cuñada de Jayson Tirado muerto en el 2007.

Margarita Rosario, madre de Anthony Rosario y tía de Hilton Vega, quienes perdieron la vida en 1995 a manos de oficiales de la NYPD, instó a Mark-Viverito a que pase la legislación en el Concejo y no juegue con ese tema.

“Como madre y tía de estos jóvenes asesinados por el NYPD y como mujer puertorriqueña, estoy muy decepcionada de Mark-Viverito. El trato que ella hizo con Bratton no es más que cambios de palabras en un libro que los agentes ni siquiera siguen”, dijo.

Rosario se preguntó: “¿Eso cómo va a traer la justicia y la rendición de cuentas que necesitamos? Convertir el Derecho a Saber en ley será el paso hacia la rendición de cuentas y la justicia”.

Melissa Mark-Viverito, presidenta del Concejo de Nueva York.
Melissa Mark-Viverito, presidenta del Concejo de Nueva York.

Un “peligroso error”

Mark-Viverito recientemente bloqueó que la ley fuera puesta a votación y dijo que los cambios contemplados en la Policía con esa legislación serían manejados internamente por el NYPD, después que la Uniformada alcanzó un compromiso administrativo con el Concejo sobre el paquete de reformas.

En la carta dirigida a Mark-Viverito, y que incluye a otros concejales, los firmantes calificaron el acuerdo con la Policía como un “peligroso error”.

“Sus acciones para retrasar la reforma de la Policía, dejando que la NYPD se vigile a sí misma y la implementación prácticamente insignificante (y en algunos casos regresivos) de un conjunto de cambios, da la falsa apariencia de cambio sin ningún resultado significativo en las comunidades. Es una bofetada a la cara a nuestros esfuerzos”, aseguraron las familias en la carta.

Con la misiva los firmantes dejaron ver su frustración y molestia por el acuerdo de reforma, que según ellos solo fue verbal, con el comisionado de Policía, Bill Bratton.

“Los intentos de presentar el trato que se hizo con Bratton como algo similar a la legislación del Derecho a Saber, son falsos, debido a que en su ofrecimiento elimina las protecciones esenciales y la rendición de cuentas”.

Ante las críticas recibidas, Shirley Limongi, vocera Mark-Viverito, aseguró que la líder política ha manifestado compromiso pleno con la reforma de la justicia penal, logrando avances amplios al igual que la creación de un fondo de fianzas para los delitos de bajo nivel y el establecimiento de una comisión para explorar el cierre de Rikers Island, entre otras cosas.

Ningún cuerpo legislativo ha sido tan activo como el Concejo de Nueva York y con un año y medio que queda de esta sesión esperamos seguir con nuestro trabajo haciendo de Nueva York, un lugar más justo y equitativo”, concluyó.

 

Alrededor de la web