Demócratas piden que Clinton rompa vínculos con Fundación

Demócratas piden que Clinton rompa vínculos con Fundación
Hillary y Bill Clinton, en un acto de su fundación.

Líderes demócratas del Congreso quieren que la aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, rompa de inmediato todo vínculo con la Fundación Clinton, para eliminar cualquier percepción de que las corporaciones y familias adineradas pueden “comprar” acceso a ella si gana la presidencia.

Aunque no hay pruebas de que se hayan violado leyes, las donaciones a la fundación se han convertido en otra lanza de ataque de los republicanos y grupos conservadores como “Judicial Watch” contra Clinton, quien ha prometido mayor transparencia si gana en noviembre próximo.

Tras revelaciones de que poderosos donantes de la Fundación, incluyendo corporaciones y gobiernos extranjeros, lograron acceso a Clinton cuando fue secretaria de Estado (2009-2013), la fundación ha prometido que, si ésta gana la presidencia, ya no aceptará donaciones de entidades extranjeras y divulgará la lista de donantes cada trimestre.

También ha dicho que el expresidente Bill Clinton se retirará de la junta directiva y cesará toda actividad de recaudación de fondos para la organización, dedicada a promover mejoras a la salud pública y obras caritativas en comunidades pobres en EEUU y en países en desarrollo.

Sin embargo, la hija del matrimonio, Chelsea Clinton, es la actual vicepresidenta de la fundación y permanecería involucrada en la junta de la organización.

Chelsea Clinton, hija del expresidente Bill Clinton y miembro de la junta directiva de la Fundación Clinton, otorgó el certificado ayer a la Escuela Rio Hondo.
Chelsea Clinton, hija del expresidente Bill Clinton y miembro de la junta directiva de la Fundación Clinton, otorgó el certificado ayer a la Escuela Rio Hondo.

En días recientes, varios legisladores demócratas de ambas cámaras del Congrerso han elogiado esos cambios pero, ante el clima hostil de la contienda, consideran que Clinton debe hacer más.

El legislador demócrata por Arizona y miembro del llamado Caucus Progresista de la Cámara de Representantes, Raúl Grijalva, ha afirmado que Clinton y toda su familia deben desvincularse de inmediato de la fundación.

Según Grijalva, hay demasiado en juego en esta elección como darle armas a los republicanos, y el romper vínculos con la fundación le daría más espacio a Clinton para centrarse en asuntos más importantes en la contienda.

El “número dos” de la bancada demócrata en el Senado, Dick Durbin, consideró que la fundación puede continuar funcionando sin los Clinton, y al mismo tiempo eliminar cualquier percepción de posible conflicto de interés.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, instó a los "Dreamers" a "no darse por vencidos". Foto: María Peña/Impremedia
El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, instó a Clinton a desvincularse de su fundación. Foto: María Peña/Impremedia

En general, los demócratas han acusado a los republicanos de lanzar ataques sin fundamento, como parte de su continua campaña para difamar a Clinton y a la vez desviar la atención del público de los problemas del candidato presidencial de su partido, Donald Trump.

Según expertos, todos los gobiernos de turno, demócratas o republicanos, así como líderes del Congreso, muestran favoritismo hacia personas u organizaciones fuera de su entorno con demasiada regularidad.

Ese favoritismo se manifiesta en el acceso que ofrecen a los donantes, o incluso en los puestos que les ofrecen, sin que necesariamente estén violando las leyes.

Para corregir ese mal a largo plazo, sin embargo, se requieren reformas que reduzcan la influencia del dinero en la política.

Richard W. Painter, profesor de leyes de la Universidad de Minesota y abogado para asuntos de ética de la Casa Blanca entre 2005 y 2007, dijo en una columna de opinión que los Clinton deben retirarse por completo de la Fundación porque, de lo contrario, seguirán siendo blanco de ataques de los republicanos.

Painter está afiliado al Partido Republicano pero apoya a Clinton porque cree que es la mejor calificada para la presidencia.

“Para ganar, y para tener éxito como presidenta, ella necesita demostrar que entiende cuánto cuentan las apariencias, así como los hechos y las leyes, y que un presidente no debe abrirse innecesariamente a ataques”, argumentó Painter.