5 arrestados por proveer droga que causó sobredosis de ‘homeless’ en Skid Row

Los arrestos fueron acompañados de una redada en la que se descubrió un domicilio donde se fabricaba esta sustancia
5 arrestados por proveer droga que causó sobredosis de ‘homeless’ en Skid Row
La venta ilegal del Spice ha afectado gravemente al colectivo vulnerable de personas sin hogar que vive en Skid Row.

La Policía de Los Ángeles (LAPD) anunció ayer detenciones relacionadas con la distribución ilegal de la droga Spice, o K2, que lleva días causando estragos entre la población indigente del área de Skid Row, en el centro de Los Ángeles.

Un total de cinco personas fueron arrestadas como sospechosas de comercializar esta peligrosa sustancia, que actúa como un sustituto barato de la marihuana y tiene efectos nocivos para la salud.

Prueba de ello son el gran número de sobredosis relacionadas con su consumo que se han producido a lo largo de las dos últimas semanas, algunas de ellas masivas, que llegaron a afectar a decenas de personas en un solo día.

El producto conocido como "Spice", "K2" y "Blaze", se fuma como si fuera marihuana real.
Alrededor de 70 personas han necesitado atención médica por el consumo de Spice en los últimos días. (Foto: Archivo/La Opinión)

Los arrestos se produjeron hacia las 12 p.m. del miércoles cerca de 5th Street y San Pedro Street, indicaron fuentes de la policía. También se identificó una localización en Sur Los Ángeles donde se manufacturaba la droga que posteriormente se distribuía en Skid Row, y donde los agentes encontraron dinero y sustancias químicas empleadas en la fabricación del Spice.

Tal y como afirma la policía en su informe, estas detenciones son importantes porque los criminales se aprovechaban de la vulnerabilidad del colectivo de personas sin hogar para distribuir este cannabinoide sintético a bajo costo.

La incidencia de personas afectadas por el Spice, que puede causar paranoia, convulsiones, episodios psicóticos o pérdida de conciencia entre otros efectos, fue tan alta que llevó a las autoridades a prohibir su venta y a emitir comunicados informando sobre la peligrosidad de su uso.

El LAPD no ha hecho pública la identidad de los detenidos y ha indicado que la investigación sobre los recientes casos de sobredosis por Spice continúa abierta.