Djokovic sigue el guion

El número 1 del mundo se mete sin problemas en cuartos de final

QUEENS, NY – El guion estaba escrito. Jugaba el número 1 del mundo contra el 84. El primero llevaba 72 partidos de Grand Slam sin perder con un tenista fuera del Top 50. El segundo nunca había ganado a un Top 10.

La película siguió el guion al pie de la letra: Novak Djokovic alcanzó los cuartos de final del US Open tras derrotar al británico Kyle Edmund por 6-2, 6-1 y 6-4.

El serbio es el jugador que menos tiempo ha pasado en pista del torneo, tras superar la segunda ronda sin jugar por retirada de su rival y haber disputado sólo 6 juegos en tercera ronda, cuando Led Youzhny se retiró con 4-2 en contra.

“Estoy muy contento de volver a estar en la pista después de no haber jugado un partido completo desde la primera ronda”, dijo Djokovic sobre la cancha inmediatamente después del partido.

En cuartos de final Djokovic se verá las caras con el francés Jo-Wilfried Tsonga, que avanzó al derrotar al estadounidense Jack Sock por 6-3, 6-3, 6-7(7) y 6-2. Djokovic ha alcanzado al menos las semifinales en las últimas nueve ediciones del US Open.

Un partido sin historia

Edmund es un joven de 21 años con mucha potencia, pegador como la mayoría de su generación, pero sin la experiencia ni el tenis suficiente para hacer frente al vigente campeón del torneo, que a sus 29 años aún no da indicios de declive, pese a la derrota ante Juan Martín del Potro en la primera ronda de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro el mes pasado.

La muñeca de Djokovic, que le viene dando problemas los últimos meses, pareció respetarle durante las dos horas que estuvo sobre la pista del estadio Arthur Ashe.

Desde un primer momento Djokovic no tuvo problemas para mantener su servicio con autoridad y para poner en aprietos a Edmund al resto, que vio como el serbio le rompía el saque dos veces en el primer set y de nuevo en el primer juego del segundo parcial, que también se decantó rápidamente del lado del número 1.

En el tercer set Dojokovic se relajó y permitió que Edmund le rompiera el saque para ponerse por delante por primera vez en un parcial, pero el serbio respondió inmediatamente y logró a su vez un break para igualar 3-3. A partir de entonces no tuvo problemas para cerrar el partido.