10 ideas que te impiden bajar las libras que te sobran

No sólo se trata de seguir un régimen que te indica qué comer y qué no, también se trata de confianza en ti misma
10 ideas que te impiden bajar las libras que te sobran
Debes echar fuera la idea de darte un gustito los fines de semana.

Tienes todas las ganas y deseos de ponerte en forma, pero por alguna razón que no alcanzas a explicarte, fracasas en el intento. ¿Qué te impide adoptar una alimentación saludable y perder peso? ¿Acaso es un cambio muy drástico para ti o qué?

La explicación está en el autosabotaje, que es básicamente aquel estado indeseable en el que nuestra mente se empeña en evitar que logremos nuestros objetivos. El ejemplo más evidente es cuando queremos adelgazar pero a la primera oportunidad incurrimos en algunas conductas que rompen el plan de alimentación sana, comenta Alessandra del Risco, chef y coach en salud.

Este tipo de comportamientos está relacionado con nuestra noción de capacidad de control y, en suma, de confianza en nosotras mismas. Las emociones juegan un papel importante para llevar una alimentación saludable; no sólo se trata de seguir un régimen o un esquema que nos indica qué comer y qué no, según la nutricionista Talía Schvartzman. Encontrar un equilibrio es la clave, añade.

¿Qué hacemos para autosabotear nuestro objetivo de llevar una alimentación saludable y perder peso?

Las 10 ideas equivocadas

  1. Sabes que necesitas realizar actividad física en forma regular pero siempre hay una excusa para dejar tu rutina para un mañana que no llega.
  2. Inicias con entusiasmo un plan de alimentación saludable pero el fin de semana sientes que mereces darte un gusto que termina en atracón.
  3. Decides perder peso adoptando algunos cambios como saltar algunas comidas principales para comer eso que tanto te gusta y sin que nadie te juzgue.
  4. Estás con un esquema de alimentación saludable pero decides obviar algunos alimentos para comer sin remordimiento de conciencia los que te suman calorías vacías.
  5. Recurres a supuestas terapias alternativas para acelerar resultados en tus medidas sin tomar en cuenta sus posibles efectos adversos.
  6. Necesitas proteínas pero recurres a fuentes de baja calidad, como las de los embutidos. Esto solo te produce pérdida de energía y desgaste físico.
  7. Caes en el extremismo de calcular las calorías de cada alimento que te llevas a la boca, y no tienes reparos en cuestionar a quienes toman el tema más a la ligera.
  8. Quieres resultados inmediatos en la balanza y recurres a soluciones mágicas, como las nueces de la India, que favorecen la pérdida de masa muscular.
  9. No tienes fuerza de voluntad. Si sientes que no eres capaz de lograr una meta o dudas de tu capacidad de hacerlo, busca ayuda.
  10. Empiezas la dieta sin conocimiento. Para iniciar un cambio real en tu alimentación busca la guía de un nutricionista o de un “coach” en salud. Aprenderás a trabajar tus fortalezas y reconocer tus debilidades al comer.