Usó un smartphone para analizar jugadas y lo sancionaron: primer caso de trampa tecnológica en el ajedrez

Un integrante del equipo de Japón fue sancionado con la pérdida del punto de su partida por portar un teléfono; burló los sistemas aunque todos los jugadores deben pasar por un control especial
Usó un smartphone para analizar jugadas y lo sancionaron: primer caso de trampa tecnológica en el ajedrez

Se viven tiempos de desconfianza, incluso en ese mundo sigiloso, de cálculos y decisiones lógicas por el que transitan, según el soneto, el ligero caballo y su rey postrero. Es que el perfeccionamiento de los tramposos, valiéndose de artilugios electrónicos capaces de portar a los mejores programas informáticos de ajedrez en diminutos transmisores, puso a los maestros en jaque y disparó los alertas. Desde hace varios años, y cada vez en mayor medida, son descubiertos jugadores aficionados en su mayoría, aunque hubo dos o tres casos de maestros calificados, que utilizando diminutos dispositivos electrónicos, escondidos en sus prendas, piernas, auriculares, gafas, camperas, sombreros o en uno de los gabinetes del toilet, lograron sus victorias asistidos por alguno de los mejores programas comerciales.

Por ello, en la organización de la 42ª Olimpiada de Ajedrez en Bakú, se dispuso el armado de un área Anti Cheating (Anti-Trampas) para extremar los controles de seguridad. No obstante, y pese al rigor de la supervisión (similares a los de cualquier aeropuerto del mundo), en la 3ª rueda, el ajedrecista japonés Tang Tang, de 20 años -que había derrotado al gran maestro Handszar Odeev, de Turkmenistán, en 40 movimientos y tras cuatro horas de juego- fue sancionado con la quita del punto por parte del Comité Organizador, tras habérsele detectado un teléfono Smartphone en uno de los bolsillos mientras paseaba por la sala de juego. La reglamentación del certamen prohíbe tanto a jugadores, árbitros y capitanes el ingreso al recinto con celulares, relojes e incluso lapiceras. Las jugadas son transcriptas en las planillas con los bolígrafos que provee el propio Comité Organizador.

El azerbaiyano Faig Hasanov, vicepresidente de la federación de ajedrez local y árbitro Principal de la prueba le contó a LA NACION: “Evidentemente este ajedrecista primero se burló del control de ingreso al estadio (allí cada tarde decenas de jóvenes, empleados de una empresa de seguridad controlan con detectores de metales y scanners a cada uno de los participantes). Así logró sentarse y jugar su partida con su teléfono en un bolsillo, algo que está penado por la reglamentación. Y, agregó: “la Organización cuenta con 192 árbitros para toda la olimpíada, y además de un grupo más reducido, para que de manera aleatoria disponga controles sobre cualquiera de los jugadores en cualquier momento de la sesión de juego. Ahí fue cuando el jugador fue descubierto caminado por un sector de la sala con su teléfono”.

-¿El ajedrecista japonés fue descalificado de la competencia?

-En principio decidimos actuar con cautela pese a algunos reclamos. Solamente le quitamos el punto de su partida en el match. No fue intención perjudicar a todo su equipo. En segundo lugar aunque sospechamos que por su fuerza de juego (Elo 1900) se valió del aparato para vencer a un gran maestro (Elo 2400), la verdad es que durante la partida nadie observó nada extraño. No obstante actuamos con lo que dice la reglamentación sobre la prohibición de usar teléfonos, relojes inteligentes y bolígrafos, y por ello lo sancionamos. Si ahora reincidiese veríamos cómo avanzaríamos en la sanción.

Así las cosas, y frente a los tiempos de sospecha y avance de los tramposos, los dispositivos electrónicos se volvieron en la mayor amenaza, como si se tratara de un virus mortal capaz de poner en jaque el desarrollo del ajedrez.

En el Torneo

El equipo de argentino de varones logró reponerse de su caída ante EE.UU en la jornada previa, y ayer, en la 4ª rueda superó a su similar de Uzbekistán por 2,5 a 1,5. Victorias de Alan Pichot y Diego Flores ante Nodirbek Yakubboev y Marat Dzhumaev. Empate de Sandro Mareco frente a Anton Filippov, y caída de Fernando Perata con el ex campeón mundial, Rustam Kasimdzhanov. De esta manera el conjunto masculino, entre 180 participantes, se ubica el puesto 37°, con 6 puntos, y a dos unidades de los 6 líderes: China, Azerbaiyán, Holanda, India, Belarus y Ucrania, con 8. En la 5ª el rival será Venezuela.

En tanto el equipo femenino cayó por 3 a 1 ante Alemania: empates de Carolina Luján y Florencia Fernández ante Elisabeth Paehtz y Elena Levushkina, y caídas de Marisa Zuriel y Denise Carraro con marta Michna y Judith Fuchs, respectivamente. En el femenino, con 140 equipos participantes, las maestras argentina se ubican 37°, con 5 puntos, y a tres de los cuatro líderes: Ucrania, Serbia, Rusia y Kazajastán,con 8. En la 5ª rueda, el rival será Bulgaria.